Público
Público

Rato ve despejarse el camino para presidir Caja Madrid

La jueza desbloquea las elecciones de la entidad y el PSOE está abierto a pactar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex vicepresidente económico Rodrigo Rato dio ayer un gran paso para convertirse en el próximo presidente de Caja Madrid. Por un lado, la jueza levantó la suspensión del proceso electoral, que se ha mantenido bloqueado desde octubre por diversos recursos. Por otro, socialistas y populares están cerca de lograr un acuerdo sobre el reparto de poder en Caja Madrid que evitará que el PSOE cumpla su amenaza de intentar bloquear de nuevo las elecciones de la entidad.

Este último punto es el más complejo y todavía no está cerrado. Rato ha hecho una oferta que no disgusta a los socialistas y al mismo tiempo cumple el objetivo del ex ministro de asegurarse una mayoría suficiente que impida cualquier intento de apearle de la presidencia de la caja.

Se trata de incrementar el número de consejeros de la entidad de forma que el PSOE mantenga sus cuatro representantes pero el PP aumente su presencia con dos más.

El problema para Rato es que, según la última modificación de la ley de cajas madrileña que orquestó la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, ya no son necesarios dos tercios del consejo para destituir al presidente de Caja Madrid. Ahora basta con mayoría simple. Aguirre introdujo esta modificación para lograr la salida del todavía presidente de la entidad, Miguel Blesa.

El consejo de Caja Madrid, que tras el proceso electoral pasará a contar con 23 miembros, está muy igualado entre progresistas y conservadores. Un asiento puede ser crucial y Rato exige tener estabilidad en la caja. Pero también quiere ser nombrado con el mayor consenso posible. Por eso ha planteado al PSOE la posibilidad de introducir en La Ley de Acompañamiento a los Presupuestos de la Comunidad de Madrid el incremento de puestos en el consejo. Rato había intentado en los últimos días reducir uno de los cuatro puestos que los socialistas tienen en la caja. Pero el PSOE no cedió y amenazó con volver a judicializar el proceso electoral en Caja Madrid si perdía un consejero.

Más claro parece ahora el contencioso judicial. La jueza Inmaculada Vacas decidió ayer levantar la suspensión cautelar de las elecciones lo que significa que el proceso se podrá retomar. El martes, las partes comparecieron en el juzgado y ninguna se mostró en contra del levantamiento de la suspensión.