Público
Público

Raúl Castro reitera la "imperiosa necesidad de volver a la tierra"

El presidente cubano aboga por volver al campo, poner a producir las tierras ociosas y reducir las importaciones de alimentos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente cubano, Raúl Castro, reiteró hoy a sus compatriotas la necesidad de volver al campo, poner a producir las tierras ociosas y reducir las importaciones de alimentos, porque la crisis global ha mermado los ingresos de la isla y obstaculiza los créditos.

Recordó que ya en 2007 alertó sobre 'la imperiosa necesidad de volver a la tierra', porque más de la mitad de las áreas cultivables de Cuba estaban ociosas.

En el aniversario 56 de la primera acción armada que encabezó su hermano mayor y antecesor, Fidel Castro, y tercero desde que este enfermó y él asumió el mando, el presidente dijo que desde fines de 2008 se han entregado cerca de 690.000 hectáreas de tierras en usufructo a campesinos y organizaciones.

Agregó que cerca de la mitad de esas hectáreas ya están libres de plantas indeseables y en un tercio se ha sembrado.

'Es de seguridad nacional producir en el país', porque se gastan miles de millones de dólares trayendo alimentos de otros países, agregó el general Castro.

Cuba importa el 80% de los víveres que consumen sus 11,2 millones de habitantes. 'La tierra está ahí, aquí están los cubanos, veremos si trabajamos o no, si producimos o no, si cumplimos nuestra palabra o no, no es cuestión de gritar Patria o Muerte, abajo el imperialismo, el bloqueo nos golpea y la tierra ahí, esperando por nuestro sudor', señaló.

'A pesar de que los calores son cada vez mayores no queda mas remedio que hacerla producir', insistió Raúl Castro.

Agregó que en este país 'sobra tierra y de buena calidad' que no se cultiva, y que los cubanos no deben quedarse tranquilos mientras haya una sola hectárea improductiva.

En las tierras que no sirvan para producir alimentos, se deberán sembrar árboles, dijo el presidente, y aseguró que él mismo ha experimentado con la siembra de pequeños bosques y ha tenido 'la satisfacción de verlos crecer'.

Se quejó de que cada vez que habla del tema, 'aparecen' funcionarios del ministerio de la Agricultura que le piden millones de pesos o divisas, porque ellos, sin presupuesto, no hacen nada.

'No se cómo hacían nuestros abuelos', ironizó el general, de 78 años, y afirmó que los árboles pueden sembrarlos incluso 'jóvenes de la tercera edad' como él.

'Bajo la dirección del jefe de la revolución, Fidel Castro, por grandes que sean las dificultades y peligros, seguiremos adelante', dijo el presidente, tras reconocer que 'es un enorme reto' en medio del embargo comercial y financiero norteamericano y 'muchas otras agresiones' destinadas a impedir el desarrollo de Cuba.

Raúl Castro pronunció su discurso de 35 minutos ante 200.000 personas que madrugaron para verlo en la plaza Calixto García de Holguín, a 734 kilómetros al este de La Habana y a unos 70 del pueblo de Birán, donde nacieron él y los otro ocho hijos del emigrante gallego Ángel Castro.

Empezó su intervención quejándose de tener el sol a sus espaldas, por lo que era solo una sombra para el auditorio, y anunció reuniones importantes de las autoridades cubanas en los próximos días para tomar medidas relacionadas con la crítica situación económica de la isla.

El martes el Consejo de ministros revisará los ajustes de presupuesto para enfrentar los efectos de la crisis financiera mundial, que ha reducido los ingresos de Cuba y le crea dificultades para obtener créditos.

El miércoles se reunirá el comité central del gobernante Partido Comunista, para analizar la situación nacional e internacional, y el sábado tendrá lugar la segunda y última sesión ordinaria de este año de la Asamblea.