Publicado: 21.07.2014 11:46 |Actualizado: 21.07.2014 11:46

Un rayo latente causó el fuego en Castellón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un rayo latente en un algarrobo caído como consecuencia de la tormenta del pasado viernes es la causa del incendio de la Vall d'Uixó (Castellón), que, en estos momentos, se encuentra ya estabilizado y sin llama tras afectar a 169 hectáreas de superficie, según han informado el Centro de Coordinación de Emergencias y el alcalde del municipio, Óscar Clavell. El primer edil ha confirmado a Europa Press que los 120 vecinos que finalmente tuvieron que ser desalojados de las urbanizaciones Monte Zamora y San José regresaron a las 22.00 horas de este domingo a sus viviendas.

Emergencias ha detallado que siguen trabajando en la zona cinco brigadas, cinco dotaciones de del Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón y un air tractor. El alcalde --que ha expresado su esperanza de que el incendio quede controlado en las próximas horas-- ha declarado que es una "pena" que se haya producido el incendio, "pues ha afectado a una zona que llega a tres partidas del municipio donde existen lugares de senderismo", aunque ha transmitido la "ilusión" de los vecinos en ayudar a la reforestación para que el lugar "vuelva a estar pronto verde".

Durante la noche se quedaron de retén en la zona del incendio cuatro brigadas de emergencias con tres autobombas y tres dotaciones del Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón. Al amanecer se ha incorporado un air tractor, así como un helicóptero va a realizar vuelo de reconocimiento. No obstante, el helicóptero ya se ha retirado. Este lunes se mantiene el nivel tres por riesgo de incendios en la provincia de Castellón, interior de Valencia y norte de Alicante. El fuego, que se originó en torno a las 14.15 horas de este domingo y sobre el que se decretó el nivel 2 de alerta, no afectó a ninguna carretera ni hubo lamentar daños personales. La mayor parte de la superficie afectada por el incendio es monte bajo y rodales de pino. En un primer momento el fuego se declaró como rural montañoso, pero su evolución hizo que se tipificara después como forestal.

El incendio que se declaró el pasado viernes en la localidad guadalajareña de Bustares mantiene el nivel 2 de alerta, mientras que el de Aleas, pedanía de Cogolludo, sigue en nivel 0 desde la pasada noche. Así lo ha indicado en declaraciones a Radio Televisión Castilla-La Mancha la consejera de Agricultura, María Luisa Soriano, quien ha detallado que en el incendio de Bustares se mantiene el nivel 2 porque este domingo por la tarde seguían apareciendo columnas de humo. En este sentido, ha indicado que trabajan en la zona 7 medios terrestres y 105 personas y que se han activado medios aéreos por si fuera necesario refrescar esas columnas de humo que aparecieron este domingo.

En cuanto al incendio de Aleas, ha señalado que los retenes han estado trabajando toda la noche para impedir que se reproduzcan nuevos focos y que trabajan en el lugar 6 medios terrestres y 34 personas. "Esta todo mucho más tranquilo", ha agregado la consejera. Entre los dos fuegos, Soriano ha recordado que se trabaja sobre una zona perimetrada de unas 3.000 hectáreas, dentro de la cual hay partes que están calcinadas y otras que no. "La superficie afectada será inferior pero no lo sabremos hasta que se controlen o extingan los incendios", ha dicho.

Además ha destacado las condiciones meteorológicas favorables, al igual que la coordinación y la colaboración de todas las administraciones e instituciones como el Ministerio de Agricultura, la UME, la Diputación de Guadalajara, la Guardia Civil y Protección Civil.

Ante las críticas de CCOO a la gestión en materia de incendios de la Consejería, Soriano ha defendido que se ha hecho "una buena gestión". "Prueba de ello son estos dos incendios", ha indicado, para añadir que lamenta la actitud del sindicato porque "no beneficia en nada al dispositivo de incendios". De su lado, la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha agradecido, en una entrevista a Radio Nacional, recogida por Europa Press, la "extraordinaria profesionalidad" de todos los medios que han estado trabajando en la extinción de estos dos incendios. No obstante, ha dicho que hay que seguir pendientes porque acaba de empezar el verano y ha esperado que no se tengan que lamentar situaciones semejantes. "Hay que estar preparados para todo", ha concluido.