Público
Público

Reabierta la frontera hispano-andorrana tras el desbordamiento del río Runer

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La frontera hispano-andorrana, cerrada desde minutos antes de las 20.00 horas de ayer debido al desbordamiento del río Runer como consecuencia de una tromba de agua que cayó en el Principado, ha sido reabierta poco después de las nueve de esta mañana.

Según han informado fuentes del Gobierno andorrano está previsto que la frontera entre ambos países recobre hoy la normalidad en la carretera N-145 después de que los servicios de emergencia hayan trabajado durante toda la noche.

No obstante, no será hasta el próximo lunes cuando los servicios aduaneros, tanto en la parte andorrana como española, recobren la normalidad absoluta, y de momento permanecerá abierto un carril en cada sentido de la marcha.

El jefe de Gobierno de Andorra, Albert Pintat, ha asegurado que la circulación de vehículos "está totalmente garantizada", aunque ha explicado que hasta el lunes no se reanudará el de transportes de mercancías.

Pintat ha afirmado estar "satisfecho" con los trabajos realizados a lo largo de toda la noche y ha agradecido la colaboración de las autoridades españolas con las que ha permanecido en contacto desde ayer por la tarde, cuando se desbordó el río Runer.

El jefe del Gobierno andorrano ha afirmado que todavía es pronto para valorar los daños materiales provocados por las fuertes lluvias caídas ayer, aunque ha subrayado que dada la situación, "podría haber sido mucho peor".

La tromba de agua, que no causó daños personales, se produjo básicamente en el municipio de Sant Julià de Lòria y arrastró tierra, lodos y vegetación que se fueron acumulando en el puente internacional del río Runer, que separa España y Andorra, lo que inundó las casetas de paso fronterizo tanto en la parte española como en la andorrana, que quedaron bastante afectadas.

El ministro de Ordenamiento Territorial, Urbanismo y Medio Ambiente, Xavier Jordana, ha explicado que la tromba de agua causó la muerte de un perro policía para la detección de estupefacientes, que permanecía en la parte trasera de las dependencias de la aduana en la parte andorrana.

Jordana también ha indicado que unas dos mil personas, entre turistas y personas que viven cerca de la frontera, se han visto afectados por el cierre de la frontera hasta esta mañana, aunque ha aclarado que algunos optaron desde anoche por salir del país por la frontera francesa, en Pas de la Casa.

El ministro andorrano ha querido trasladar un mensaje de tranquilidad a los turistas que tenían previsto visitar este fin de semana el país y ha dicho que "pueden venir sin ningún problema".

Jordana ha dicho además, que la previsión meteorológica para los próximos días es "buena" y que no se esperan nuevas precipitaciones.