Público
Público

El Real Madrid enfoca la Copa tras su remontada liguera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Real Madrid regresó a los entrenamientos unas horas después de conseguir un sufrido triunfo liguero ante el Málaga (4-3), jugando toda la segunda mitad en inferioridad numérica, y comenzó a enfocar la Copa del Rey con una sesión de trabajo para suplentes que tendrán el protagonismo para remontar el martes la eliminatoria ante el Real Unión.

La vuelta al trabajo del Real Madrid tuvo dos protagonistas principales. El primero el argentino Gonzalo Higuaín, con la felicidad dibujada en su rostro tras conseguir los cuatro goles de su equipo que dieron la victoria ante el Málaga. Felicitado en el vestuario, recibió el balón del partido firmado por sus compañeros.

El segundo es Sergio Ramos. El lateral derecho andaluz no encontró premio a su esfuerzo de jugar lesionado, con la bota derecha de Ruud Van Nistelrooy por lo hinchado que tenía su pie, y acabó con una nueva expulsión. Su octava tarjeta roja vistiendo de blanco en sus cuatro temporadas le convierte en el segundo madridista más tarjeteado tras Fernando Hierro.

Ramos se puso en manos de los fisioterapeutas, no saltó al césped por sus dolencias y recibió el apoyo de sus compañeros. Los titulares ante el Málaga tuvieron sesión de baño y masaje en la ciudad deportiva blanca.

Con más intensidad trabajaron los suplentes o jugadores que tuvieron pocos minutos, que serán protagonistas principales el martes en el estadio Santiago Bernabéu, cuando desde las 21.00 horas afronten el partido de vuelta ante el Real Unión, obligados a remontar el 3-2 de la ida.

Con los suplentes trabajó Raúl González, que ayer entró en las rotaciones y pese a la ausencia por lesión de Ruud Van Nistelrooy, no disputó ni un solo minuto. Junto al capitán se entrenaron Wesley Sneijder, que fue titular pero sustituido en el descanso, más Dudek, Codina, Miguel Torres, Metzelder, Javi García y Saviola, en una sesión marcada por la presencia de balón en rondos y partidos en reducidas dimensiones.

Los titulares realizaron sesión de estiramientos y carrera continua, antes de pasar por las manos de los fisioterapeutas. Con especial trabajo con el mali Mahamadou Diarra que acabó el partido ante el Málaga con un pinchazo muscular en su muslo izquierdo.