Público
Público

El Real Murcia puede ser el octavo club español acogido a la Ley Concursal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Real Murcia, cuyo consejo de administración podría anunciar mañana que se acoge a la Ley Concursal para hacer frente a la delicada situación económica que atraviesa, puede convertirse en el octavo club de fútbol profesional español que adopta esta medida desde la reforma de esta figura legal.

El primero en hacerlo fue la Unión Deportiva Las Palmas en el año 2004, con una deuda reconocida de más de 60 millones de euros. El proceso se saldó con un éxito, ya que, cuatro años después, el proceso está prácticamente finalizado.

Con pocos meses de diferencia, el Deportivo Alavés optó por esta figura para superar la mala gestión económica del ruso-estadounidense Dimitri Piterman. El club vitoriano declaró una deuda de unos 26 millones de euros.

En el año 2005 fue el Sporting de Gijón, cuyas arcas soportaban una deuda de 51 millones de euros. Dentro del proceso, se afrontó un expediente de regulación de empleo que incluso afectó a dos futbolistas (Blin y Álvaro) y al entonces secretario técnico, Eloy Olaya.

Por su parte, el Málaga convocó un concurso de acreedores en el año 2006, con una deuda de 27 millones de euros. Según declaraciones del presidente de la entidad, Fernando Sanz, el proceso está próximo a finalizar y con un brillante resultado.

Al igual que en el caso del Sporting, al Málaga no le pesó la Ley Concursal para conformar potentes plantillas en Segunda División que han logrado el ascenso a Primera, categoría en la que actualmente se encuentran.

El pasado verano otros dos equipos se acogieron a este proceso, el Celta de Vigo y la Real Sociedad. El conjunto vigués reconoce una deuda de 84 millones de euros y presentó un plan de viabilidad en el que se estima que esta deuda pasará a 17 millones en cinco años.

En el caso de la Real, su deuda es de 28 millones y sus principales acreedores la caja de ahorros Kutxa y Hacienda.

El último equipo en acogerse a la Ley Concursal fue el Levante, el pasado mes de julio. En este caso, se hizo a petición de los jugadores del primer equipo y el filial, ante la gran cantidad de dinero que se les adeudaba.

En el caso del Real Murcia, algunos medios de comunicación han cifrado las deudas en 30 millones de euros, aunque el club necesitaría para afrontar los pagos hasta final de temporada unos 3 millones declararon hoy fuentes del consejo de administración.

Tras la salida en diciembre de Samper del consejo de administración del Murcia y la entrada del otro socio mayoritario Juan Manuel Trujillo, con el nombramiento de Juan Guillamón como presidente del club, éste se entrevistó con el consejero de Cultura de Murcia, Pedro Alberto Cruz y con el alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara para solicitar su apoyo económico.

Tanto el consejero como el alcalde mostraron entonces su "apoyo absoluto" al Real Murcia. El primero anunció que se adelantaría al mes de enero el pago de una subvención anual de 325.000 euros así como los 250.000 relativos al centenario.

Por su parte Cámara tras manifestar a Guillamón la intención del ayuntamiento de seguir colaborando con la entidad en las próximas temporadas, anunció que se adelantaría en lo posible la ayuda anual al club de 375.000 euros.

Ayer Guillamón pidió a Trujillo en una reunión celebrada en Madrid que garantizara un plan de viabilidad.