Público
Público

El Real Zaragoza señala que la petición del concurso de acreedores se debe al descenso de hace 3 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Real Zaragoza explica hoy en un comunicado en su página web que el origen principal de la solicitud de concurso voluntario de acreedores (suspensió de pagos) que ha presentado se debe al descenso de categoría que sufrió el equipo hace tres temporadas.

El club aragonés señala que con objeto de salvaguardar los intereses, el patrimonio y en especial la viabilidad futura de Real Zaragoza SAD, su consejo de administración ha decidido, "por un elemental sentido de la prudencia", solicitar la protección judicial mediante la apertura de un concurso voluntario de acreedores.

El Real Zaragoza indica que, a pesar de todos los esfuerzos realizados durante los últimos años, y aún contando con las aportaciones del principal accionista y presidente, Agapito Iglesias, realizadas recientemente, la sociedad se encuentra en estos momentos con la realidad de "un desequilibrio en los flujos de caja".

El origen principal esta situación se debe situar, según indica el club, en las pérdidas que tuvo que soportar la entidad como consecuencia de haber descendido hace tres temporadas, y en el esfuerzo económico realizado para conseguir volver a la Primera División tan solo una temporada después.

"Las medidas de ajuste económico y financiero puestas en marcha por el consejo de administración de la sociedad han conseguido que, desde el cierre del ejercicio 2009-2010 hasta ahora, la deuda permanezca estable pero no ha sido posible comenzar a disminuir la misma, como era su intención públicamente anunciada en repetidas ocasiones", destaca el comunicado.

Igualmente añade que con la regulación española de los concursos de acreedores se persigue satisfacer la necesidad de estructurar las compañías y refinanciar las deudas cuando alguien no puede hacer frente a las mismas.

Según explica el club maño, se trata, fundamentalmente, de proceder a una adecuación de la deuda del concursado a su capacidad de generación de recursos para conseguir que todos los acreedores cobren lo máximo posible. El concurso de acreedores es el instrumento legal que posibilita a las empresas vislumbrar el futuro de otra forma.

El Real Zaragoza SAD, confía que con esta medida, "vista como una solución, y no como un problema, se abra un antes y un después en el proyecto", y que, al igual que en otros clubes de fútbol que han pasado por esta situación, "permita conseguir una viabilidad económica que se traduzca en éxitos deportivos a corto plazo".

El club reconoce una deuda neta de 110 millones de euros, siendo de 93 millones la cifra adeudada a terceros, a la que se estima poder hacer frente bajo un nuevo plan de viabilidad y con la protección judicial solicitada.

Se espera poder atender a los compromisos corrientes de la sociedad, a la vez que a la masa acreedora actual "con la mejor propuesta posible", se señala.

"Hacemos un llamamiento a los accionistas, abonados y aficionados en general, para comunicarles que, a partir de ahora se abre un nuevo futuro para el Real Zaragoza en el que, al igual que ha pasado en otros clubes que instaron el concurso voluntario de acreedores, la actividad ordinaria no se verá afectada", se indica.

El club finaliza el comunicado indicando que se ha generado una nueva etapa "con un futuro esperanzador", en el que con todo el zaragocismo unido, se logrará consolidar al equipo en la Primera División del fútbol español y se muestra convencido de que volverán a disfrutar de éxitos deportivos.