Público
Público

Reanudan la alerta por el huracán "Gustav" en La Habana y las provincias occidentales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Defensa Civil de Cuba volvió a declarar hoy "alerta ciclónica" en la ciudad de La Habana y en dos regiones vecinas por la amenaza de "Gustav", que esta tarde recuperó vientos huracanados de 120 kilómetros por hora al sur de la isla, informaron fuentes oficiales.

El Estado Mayor de la Defensa Civil había retirado en la mañana ese nivel de alerta en la capital cubana, de 2,2 millones de habitantes, y en las provincias de La Habana y Matanzas, pero lo restauró cinco horas después.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, con sede en Miami, anunció hoy que "un avión de reconocimiento indica que 'Gustav' ha ganado intensidad y es otra vez un huracán".

El ojo de "Gustav" estaba a las 18.00 GMT cerca de los 18,8 grados de latitud norte y 79,3 de longitud oeste, a 200 kilómetros al este-sureste de la isla Gran Caimán y a 685 kilómetros al este-sureste del occidente cubano, según el CNH.

El Instituto Meteorológico de Cuba había alertado pocas horas antes del aumento del peligro de "Gustav" para la mitad oeste de la mayor isla de las Antillas, pues el área de vientos con fuerza máxima abarcaba entonces unos 450 kilómetros de diámetro y estaba aumentando.

Siguen en "alerta ciclónica" los territorios más occidentales: la provincia de Pinar del Río, situada frente a la península mexicana de Yucatán, y la isla de la Juventud, frente a la costa suroeste del país.

Según medios oficiales cubanos, Pinar del Río ha sido afectada por cerca de 150 tormentas tropicales y huracanes en los últimos cien años.

También están hoy en alerta de ciclón todos los municipios del litoral sur de las regiones centrales de Ciego de Ávila, Camagüey y Las Tunas.

En el nivel inferior, llamado "Fase Informativa", están las provincias centrales de Villa Clara, Cienfuegos y Sancti Spíritus, mientras que la Defensa Civil considera que en las orientales de Granma, Santiago de Cuba y Holguín la situación es ya de "normalidad".