Público
Público

Reanudan la búsqueda de desaparecidos tras el derrumbe del Archivo de Colonia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los equipos de rescate alemanes reanudaron hoy la búsqueda de los desaparecidos, que podrían ser cuatro, en el derrumbamiento este martes del Archivo Histórico de Colonia y dos edificios aledaños, informó la policía.

Un miembro de las fuerzas de rescate señaló que dos de los desaparecidos podrían encontrarse bajo los restos del edificio de viviendas que se desplomó arrastrado por el Archivo.

Asimismo se presume que bajo los escombros podrían encontrarse también los ocupantes de un vehículo que circulaba por la calle en el momento del siniestro y que fue alcanzado de lleno por los cascotes, según testigos.

Los perros de rescate han marcado al parecer dos lugares bajo los escombros, aunque por el momento resultan inalcanzables para los bomberos.

Los empleados del Archivo y las personas que realizaban consultas de documentos pudieron salvarse porque oyeron un ruido que les alertó por lo que evacuaron rápidamente el edificio.

Las causas del siniestro no han sido aclaradas pero se cree que pueden tener relación con las obras de ampliación de la línea de metro de la ciudad.

Algunos empleados del Archivo señalaron que desde hace varias semanas habían advertido la aparición de grietas en el edificio, aunque los peritajes realizados entonces no aconsejaron su cierre.

El Archivo Histórico de Colonia contenía documentos de más de mil años de historia y recientemente se había incorporado el legado completo del Premio Nobel de Literatura de 1972, Heinrich Böll.

La "memoria" de la ciudad renana -como se conocía el edificio de la Severinstrasse- contenía 65.000 actas, la más antigua era del año 922, 104.00 mapas y planos, 50.000 carteles y cerca de medio millón de fotografías.

Además, había 780 legados y colecciones, entre ellos el de Böll que había sido comprado por la ciudad de Colonia a la familia del escritor el mes pasado.

El legado de Böll contenía 6.400 manuscritos, además de cartas y documentos.

El archivo era considerado como uno de los archivos municipales más grandes situados al norte de los Alpes.

Empleados del archivo declararon a medios de comunicación alemanes que lo destruido en el derrumbe puede ser incluso más valioso que lo que se perdió en el incendio de la biblioteca Anna Amalia de Weimar.

"Estamos hablando de 18 kilómetros de estanterías que contenían documentos del más alto valor a nivel europeo", dijo a la emisora Deutschland Radio, Eberhard Illner, empleado durante muchos del archivo.