Público
Público

Se reanudan los combates en torno al palacio presidencial de Chad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los combates en la capital de Yamena se han reanudado hoy en los alrededores del palacio presidencial, donde se presume que el jefe de Estado chadiano, Idris Deby, resiste la ofensiva rebelde, según informes de la cadena Al Yazira.

La corresponsal en Yamena de la cadena de televisión con sede en Qatar, Haru Mutasa, señaló que los rebeldes que intentan derrocar a Deby están a las afueras del palacio presidencial, que es sobrevolado por helicópteros del Gobierno.

Desde un hotel cercano al centro de los combates, la corresponsal vio cómo uno de los helicópteros disparaba contra posiciones próximas al palacio presidencial donde se supone que están las tropas rebeldes.

Los combates se habían interrumpido anoche. Las fuerzas gubernamentales parecen haber reforzado sus posiciones y el palacio presidencial se ha convertido en el principal bastión de resistencia del Ejército.

Los rebeldes, a quienes el presidente Deby acusa de estar apoyados por el Gobierno de Sudán, lanzaron el lunes una ofensiva desde el este del país y el sábado llegaron a la capital.

Se desconoce la suerte de Deby, quien se supone está refugiado en el palacio presidencial, aunque no han surgido informaciones fiables sobre su paradero.

Según Al Yazira, existen versiones no confirmadas de que Deby se niega a abandonar el palacio presidencial o de que existe un plan para que lo haga próximamente, pero no se ha podido confirmar ninguno de los dos extremos.

Un grupo de soldados se aproximó en las últimas horas a las tropas francesas que están en el Chad para proteger a los ciudadanos de ese país que viven en esta ex colonia francesa, pero fueron rechazados por los militares galos.

Los combates de hoy echan por tierra el anuncio de una tregua que supuestamente habían alcanzado el Gobierno y los rebeldes, según dijo anoche la agencia libia Jana.

Esa tregua fue conseguida a iniciativa del líder libio, Muamar el Gadafi, pero no confirmada en el campo de batalla.

Las comunicaciones telefónicas son muy irregulares con la capital chadiana y los teléfonos celulares locales no funcionan.