Público
Público

La reaparición de Fidel Castro es una señal de una "enfermiza" necesidad de figurar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La aparición del ex presidente cubano Fidel Castro en un programa televisivo constituye una prueba de su "necesidad enfermiza" de figurar en primer plano y mantener su papel de líder del país, coincidieron hoy en señalar varios analistas en Miami.

Los expertos coincidieron en que la reaparición de Castro este lunes, tras cuatro años alejado de la actividad pública, traslada un mensaje a la "cúpula del poder" en Cuba en clave interna: que el ex mandatario "sigue involucrado en la toma de decisiones importantes".

La impresión del escritor y periodista Carlos Alberto Montaner es que la tragedia de Fidel Castro es la "tragedia de los hipernarcisistas".

El "servil entorno" de Fidel Castro -señaló- "le refuerza esa percepción totalmente distorsionada de que el planeta está pendiente de sus juicios y vaticinios".

En ese sentido, Montaner (La Habana, 1943) explicó que el ex presidente cubano "es incapaz de darse cuenta de que es un anciano semidelirante" y de que "todo es un gran teatro donde el único que se toma en serio es él mimo".

La aparición de Fidel Castro en el programa "Mesa Redonda" para valorar "los peligrosos acontecimientos que tienen lugar en el Oriente Medio" se produjo en un momento marcado por el anuncio de la excarcelación de 52 presos políticos gracias a la mediación de la Iglesia católica y el apoyo del Gobierno español.

Los primeros siete presos de conciencia cubanos excarcelados por el régimen castrista llegaron hoy a Madrid, acompañados de sus familiares.

Todos son integrantes del llamado "Grupo de los 75", opositores condenados a penas de hasta veintiocho años en lo que se conoce como la Primavera Negra de 2003.

Andy Gómez, vicerrector del Instituto para los Estudios Cubanos de la Universidad de Miami (UM), opinó que la aparición de Fidel Castro "no es casual" y obedece al deseo de éste de que el propio Gobierno cubano sepa que "sigue vivito y coleando".

El propósito de Castro, que cumplirá 84 años en agosto próximo, es trasladar a la cúpula del poder el mensaje de que "él se halla todavía involucrado en las cuestiones mayores", como es la liberación de presos políticos.

Además, aseguró, la elección del asunto tratado en el programa de televisión no es anecdótica, ya que, con la cuestión y problemática de Oriente Medio, Fidel Castro intenta aflojar la presión sobre el régimen cubano y desviar la atención hacia EE.UU. e Israel.

Otro aspecto medular para Gómez es el hecho de que, por primera vez, el régimen cubano "admite que hay presos políticos".

En ese contexto, el vicerrector del Instituto para los Estudios Cubanos expresó su preocupación por la forma en que esta operación de excarcelación de presos de conciencia "está eliminando a la oposición interna".

"Muchos (presos políticos) no quieren salir de Cuba, pero les están sacando y enviando a otros países", acotó.

Para Rafael Lima, profesor de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Miami (UM), el mensaje que intenta trasladar Fidel Castro se resume en las palabras: "estoy aquí y, todavía, en la esfera del poder y en la toma de decisiones".

En opinión de Lima, la percepción ante la liberación de ese grupo de presos políticos cubanos sería distinta si se hubiera producido sin que se viera a Fidel Castro, ya que, apuntó, "los rumores empezarían y la gente podría pensar que él está en la cama, que no puede hablar y que Raúl Castro está cambiando a Cuba".