Público
Público

Las reapariciones y las ausencias marcan el Australia-Serbia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La reaparición de dos jugadores sancionados y la ausencia de otros dos podría resultar un factor decisivo en el encuentro del miércoles en el Grupo D del Mundial entre las selecciones de Australia y Serbia.

Australia podrá contar con uno de sus mejores jugadores, el centrocampista Tim Cahill, quien se perdió el empate 1-1 contra Ghana tras ser sancionado en la derrota por 4-0 ante los alemanes.

Cahill se colocaría por detrás del delantero Brett Holman en un encuentro que Australia debe ganar. Si el equipo oceánico necesitara más poder ofensivo, el técnico Pim Verbeek podría hacer ingresar además a Josh Kennedy en la delantera.

"Durante toda la fase de clasificación esa fue la forma en que jugamos, yo delante y 'Timmy' justo detrás mío, y creo que en cada partido él o yo marcamos. Siempre hemos funcionado bastante bien juntos y ahora él está de vuelta", dijo Kennedy.

Serbia podrá contar con su defensa central Aleksandar Lukovic, quien fue expulsado en la derrota 1-0 ante Ghana y estuvo sancionado en el triunfo del viernes sobre los alemanes por el mismo marcador.

"Es bueno tener a Lukovic de vuelta, ya que fortalecerá la defensa", dijo el técnico Radomir Antic.

Mientras ambos jugadores regresan para ayudar a sus respectivos equipos, otros dos australianos se perderán el encuentro.

El delantero Harry Kewell fue suspendido tras recibir una tarjeta roja en el partido ante Ghana, mientras que su compañero de equipo Craig Moore también se quedó fuera del próximo encuentro por acumulación de tarjetas amarillas.

Scott Chipperfield reemplazaría a Moore en defensa.

Con sólo un punto en dos encuentros, los australianos sólo tienen una pequeña posibilidad de clasificarse a la siguiente ronda, por lo que han debido recurrir a la calculadora para ver los resultados que le servirían.

"Si Ghana vence a Alemania y ganamos por cualquier resultado, pasamos. Y si Alemania derrota de manera contundente a Ghana y nosotros logramos una victoria sólida ante Serbia, entonces seguiremos con vida en el torneo", dijo el capitán Lucas Neill.

"Como país no deberíamos darnos por vencidos, porque el equipo no se ha rendido", agregó.

Antic dijo que la confianza de Serbia es alta tras su primer triunfo ante Alemania en 37 años.

Con tres puntos, un empate le serviría a los serbios si Alemania pierde, mientras que un triunfo aseguraría su clasificación a los octavos de final.

"Ahora todo está en nuestras manos, ya que una victoria nos pondría en la siguiente fase de la competición", dijo el capitán Dejan Stankovic.