Publicado: 30.08.2011 08:00 |Actualizado: 30.08.2011 08:00

La rebaja fiscal a los ricos multiplica con creces la de las rentas medias

El tipo efectivo en el IRPF bajó sólo un 2,3% para la clase media, frente al 37,6% para los ingresos más altos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los ricos pagan cada vez menos impuestos. Y los datos lo demuestran. Las sucesivas reformas del IRPF han rebajado la carga fiscal de las rentas altas mucho más que la de las rentas medias. Por ejemplo, un contribuyente que gane unos 300.000 euros al año pagaba en 2008 (últimos datos disponibles) un 37,6% menos que en 1993. Sin embargo, para alguien que gane seis veces menos (50.000 euros), la rebaja fiscal en esos 15 años es de sólo el 2,3%. Es decir, que los ricos redujeron su carga fiscal 16 veces más. La comparación con otras rentas medias, 30.000 euros anuales, también marca diferencias: su tipo efectivo ha bajado un 8,4%, cuatro veces menos que a los ricos.

"Estos datos confirman que las reformas fiscales del PP y del PSOE durante los últimos años han estado asentadas en el mismo dogma neoliberal de la Administración Bush: la reducción del tipo impositivo sobre las rentas más elevadas. De esa forma, la presión fiscal se ha centrado sobre las rentas más bajas y, concretamente, sobre las del trabajo asalariado, que son, a su vez, las que menos posibilidades tienen de defraudar, lo que hace al sistema doblemente regresivo", señala Alberto Montero, presidente del Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS).

La carga fiscal para 300.000 euros cayó 16 veces más que para 50.000 euros

"Históricamente no se ha tratado bien a la clase media, son los grandes paganos del sistema fiscal", afirma José Antonio Martínez, profesor de Economía Aplicada de la UNED, que resalta que "debería hacerse un sistema más justo y equitativo".

También entre las reformas hay diferencias. El efecto de la primera reforma fiscal del Partido Popular, que entró en vigor en 1999, supone una fuerte subida del tipo efectivo de las rentas medias, incluso las de los mileuristas, mientras que los ricos se benefician de la mayor rebaja en esos 15 años.

El tratamiento del ahorro y de las plusvalías explica en gran medida esa reducción en la tributación de las rentas más elevadas, según Luis del Amo, director del Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF). "El PP fue el primero que introdujo este tratamiento distinto. Luego lo amplió el PSOE. Aducían que había mucho componente del ahorro en las rentas de las clases medias. Pero las rentas altas tienen un gran componente del ahorro y, si se les pone un tipo menor (entre el 19 y el 21%), por debajo incluso del mínimo para la renta general (24%), se les está beneficiando indudablemente".

Por el contrario, el tipo efectivo de las rentas bajas, las de los mileuristas, se redujo menos de la mitad de lo que lo hizo el de los ricos.