Publicado: 18.12.2013 15:15 |Actualizado: 18.12.2013 15:15

"La rebaja salarial es dolorosa para el trabajador pero necesaria para la empresa"

Los expertos de la OCDE proponen que se restrinjan sólo a "casos extremos" las circunstancias en las que un despido puede ser declarado nulo por el juez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha bendecido las rebajas salariales que se están produciendo en España, favorecidas por las reformas en el mercado laboral introducidas por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2012. Según los últimos datos del INE, los sueldos acumulan ya cuatro trimestres de descensos consecutivos .

Los expertos del organismo internacional, que agrupa a la treintena de economías más desarrolladas, han presentado el informe sobre la reforma laboral en España que le encargó el Gobierno, donde se señala que, "aunque la moderación salarial está afectando a los niveles de vida de los trabajadores, empiezan a verse resultados" en cuanto la reducción de la destrucción de empleo.  Las rebajas salariales "son dolorosas para el trabajador pero son necesarias para promover el crecimiento de los márgenes de las empresas", que "seguro que después estarán dispuestas a aumentar los salarios", ha declarado el director de Empleo, Trabajo y Asuntos Sociales de la OCDE, Stefano Scarpetta.

La OCDE considera que en España hay margen para "un mayor ajuste" del coste de la indemnización por despido. Según Scarpetta, el coste del despido improcedente de trabajadores indefinidos sigue siendo "generoso", a pesar de que se ha rebajado de 45 a 33 días por año trabajado para los contratos temporales convertidos en fijos. Ha señalado que aún está por encima de la media europea y que puede ser "una falta de incentivo para los empresarios a la hora de hacer contratos fijos". "Tiene que haber un equilibrio", ha dicho Scarpetta, porque si no el empresario apostará por contratos eventuales, en los que no suele implicarse con el trabajador ni con su formación.

Además, los expertos de la OCDE han sugerido que se restrinjan sólo a "casos extremos" las circunstancias en las que un despido puede ser declarado nulo. Según el economista senior del División de Análisis y Políticas de Empleo de la OCDE, Andrea Bassanini,  se debería restringir al máximo los casos en que un despido puede ser declarado nulo para limitar la discrecionalidad de los tribunales a la hora de ordenar la readmisión de los empleados despedidos.

La OCDE cree que el Gobierno debería regular el despido colectivo improcedente, que funciona para los despidos individuales y que no obliga a readmitir a los trabajadores despedidos. No obstante, Scarpetta ha abogado también por fomentar la mediación extrajudicial entre la empresa y los trabajadores y sindicatos para tratar de resolver los conflictos al margen de los tribunales siempre que sea posible.

Scarpetta también se mostró a favor de un periodo a prueba de seis meses, como paso previo al indefinido, algo para lo que hasta ahora en la práctica se estaba utilizando el contrato temporal. En cuanto a los contratos parciales, la OCDE los considera un "instrumento positivo para la participación en mercado laboral" de jóvenes que están estudiando o mujeres que quieren cuidar a su familia, si bien ha abogado por un "marco jurídico que promueva la negociación de los horarios".