Publicado: 07.01.2014 16:43 |Actualizado: 07.01.2014 16:43

Los rebeldes sirios luchan entre sí por el control del norte del país

Una alianza entre el Ejército Libre Sirio, milicias islamistas y los yihadistas del frente al-Nusra, atacan los bastiones de la rama iraquí de al-Qaeda en Siria.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Varias facciones de rebeldes sirios, entre las que se encuentran grupos tan dispares como el llamado Ejército Libre Sirio (ELS), el Frente Islámico y Jabhat al-Nusra, han unido sus fuerzas para expulsar a la milicia yihadista del Estado Islámico de Iraq y Levante (ISIL) de sus bastiones en el norte del país.

Entre los enclaves recuperados más importantes se encuentra la ciudad de Raqqa, perdida por el régimen de al-Assad desde el comienzo de la guerra y considerada por los opositores sirios como el “germen de la revolución”.

La ciudad había caído en manos de ISIL en agosto de 2013, tras imponerse por la fuerza en un choque fratricida con los rebeldes más moderados del Ejército Libre, sometiendo a sus ciudadanos a una estricta versión de la sharía, la ley islámica, y silenciando las voces disidentes y defensoras de un madani -estado civil- mediante la represión y el miedo.

ISIL, es el resultado de la expansión de la insurgencia Iraquí por el corredor del Eúfrates aprovechando el caos producto de la guerra civil siria. Su objetivo inicial fue aliarse con otras milicias yihadistas juramentadas a al-Qaeda como Jabhat al-Nusra, con la intención de someterla bajo un mandato unificado y crear un emirato suní que abarque las dos naciones. La negativa de al-Nusra contó con el beneplácito del líder de la red terrorista y sucesor de bin-Laden, Ayman al-Zawahiri, quien ordenó la independencia operativa de al-Nusra y la vuelta al redil de ISIL. Desde entonces, los dos grupos yihadistas siguen enfrentados en Siria y ambos cuentan entre sus filas con combatientes europeos e incluso españoles. Según informa el Real Instituto Elcano, “el número exacto es de 17, cifra en la cual se incluye a 11 ciudadanos españoles y otros seis marroquíes domiciliados, al igual que aquellos, en nuestro país”.

La reconquista en Raqqa ha permitido la liberación de 50 prisioneros en manos de ISIL, de quien se cree que podría tener todavía retenidos a cientos de personas, entre ellos a varios periodistas. La ofensiva fue preparada hace semanas por la oposición, según confirma a EFE el portavoz del ELS, el coronel Qasem Saadedin y a los combates también se han sumado las Unidades de Protección Kurdas (YPG en kurdo) para recuperar la ciudad de Telk Abyad en el kurdistan sirio. Todo ello cuando a 600km de allí, el ISIL se hacía con la ciudad iraquí de Faluya , enarbolando la bandera negra de la Yihad y desafiando una vez más al gobierno del chií Nouri al-Maliki.

El balance de muertos de la operación en el norte de Siria asciende a 274 combatientes. En Alepo, la segunda ciudad del país, la ofensiva parece que ha tenido las consecuencias más graves entre la población. A través de redes sociales, fuentes sirias hablan de al menos 50 muertos, en su mayoría civiles y activistas prisioneros de ISIL que habrían sido ejecutados antes de retirarse y abandonar sus cuarteles.