Público
Público

Los Rebeldes tutsis acusan al Gobierno congoleño de participar en ataques contra ellos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los rebeldes tutsis del Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo (CNDP) acusaron hoy a las tropas gubernamentales congoleñas de participar en ataques contra sus unidades en la zona de Rutshuru, en el norte de la provincia oriental de Kivu Norte.

El portavoz de la guerrilla tutsi del Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo (CNDP), Bertrand Bisimwa, aseguró a los periodistas que las milicias locales mai-mai, la Fuerza Democrática de Liberación de Ruanda (FDLR) y las Fuerzas Armadas de la República Democrática del Congo les han atacado de forma conjunta.

Bisimba acusó al Gobierno de haberse desentendido del alto el fuego unilateral declarado el pasado 29 de octubre por el líder del CNDP, Laurent Nkunda, y lamentó la negativa del Ejecutivo, que encabeza el presidente Joseph Kabila, a entablar negociaciones directas con la guerrilla.

Pese a la supuesta participación de tropas gubernamentales y guerrilleros hutus ruandeses del FDLR, Nkunda ha declarado que no romperá el alto el fuego declarado por el CNDP, que en las últimas semanas ha ocupado gran parte de Kivu Norte y cuyas líneas se encuentran a siete kilómetros de Goma, la capital provincial.

El portavoz militar de la Misión de Naciones Unidas en el Congo (MONUC), teniente coronel Jean-Paul Dietrich, confirmó a Efe los combates en la zona de Rtshuru entre el CNDP y los mai-mai, pero no la participación de tropas gubernamentales ni de la FDLR.

Según el portavoz de la MONUC, los combates se desarrollan cerca del hospital general de Rutshuru, unos 90 kilómetros al norte de Goma y hacen aumentar la tensión en la zona, donde unas 250.000 personas se han visto desplazadas de su hogares desde agosto pasado, 100.000 de ellas en las últimas dos semanas.

Otra portavoz de la ONU, Sylvie van den Wildenberg, dijo que la base que instalaron el lunes en Kiwuanja, cerca de Rutshuru, para repartir ayuda médica organismos de las Naciones Unidas quedó "en medio de un fuego cruzado entre los rebeldes del CNDP y las fuerzas de los mai-mai del norte".

En estas circunstancias, Dietrich señaló que la MONUC precisa más efectivos para asistir a las organizaciones humanitarias y los afectados por la guerra en el este del Congo.

"Hay que reforzar los efectivos de la Monuc para garantizar una mejor asistencia al personal humanitario que operan en la provincia del Kivu Norte, especialmente en la ciudad de Goma y sus afueras", agregó Dietrich.

El refuerzo de las tropas permitiría a los "cascos azules" asumir la función de mantener la seguridad en Kivu Norte, agregó el oficial de la MONUC.

Por su parte, el primer ministro congoleño, Adolphe Muzito, prosiguió hoy sus consultas en Goma, para evaluar las necesidades humanitarias y de seguridad en Kivu Norte.

Muzito se reunió con los responsables locales de la MONUC y visitó algunos campos de desplazados.

Según la oficina local de la Organización Mundial de la Salud (OMS), epidemias de cólera y sarampión amenazan a los desplazados en Kivu Norte, donde más de un millones de personas, la quinta parte de la población, han tenido que abandonar sus hogares debido a la violencia.

Mientras tanto, dentro de las gestiones internacionales para conseguir la paz en el este de la RDC, hoy se espera en Kinshasa al ex ministro de Exteriores senegalés, Ibrahima Fall, como emisario especial de la Unión Africana (UA).

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que ha designado como su enviado especial para esta crisis al ex presidente de Nigeria, Olusegun Obasanjo, ha expresado su deseo de reunirse con el presidente de la RDC, Joseph Kabila, y con su homólogo ruandés, Paul Kagame, al que Kinshasa acusa de apoyar a los rebeldes Tutsis.