Público
Público

La recaudación fiscal crece un 6,2% por el IVA

Los ingresos totales del Estado bajan un 12,5% por la mayor cesión de impuestos a las CCAA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ligera mejora de la actividad económica y la continuación del efecto de las recientes subidas de impuestos, especialmente del IVA, van a permitir un apreciable aumento de la recaudación fiscal, según las previsiones incorporadas en los Presupuestos para el próximo año. El proyecto contempla un aumento de los ingresos tributarios el próximo año del 6,2%, sobre el presupuesto inicial vigente, hasta alcanzar los 164.932 millones (en términos absolutos, se espera recaudar 9.610 millones más).

Es un incremento que más que duplica la tasa de crecimiento nominal de la economía, del 2,6% (que equivale a la subida del PIB, el 1,3%, más el aumento previsto de la inflación, medido en términos de contabilidad nacional, que es también el 1,3%). Para la vicepresidenta económica, Elena Salgado, se trata de una previsión 'prudente', incluso 'conservadora', a la vista del comportamiento que están teniendo los ingresos públicos este año. Salgado aseguró que la buena marcha de la recaudación a lo largo de 2010 le permite afirmar que sus previsiones para el próximo año se van a cumplir cabalmente.

La recaudación en 2011 se va a apoyar básicamente en el IRPF y en el IVA. Entre ambos, las arcas públicas sumarán unos 120.000 millones. Especialmente dinámico será el comportamiento del IVA, todavía viviendo de la elevación del tipo general y del reducido (al 18% y al 8%, respectivamente), que entró en vigor el pasado mes de julio.

Buena parte de los ingresos fiscales tienen como destino la caja de las comunidades autónomas. El nuevo modelo de financiación ha incrementado la participación las de autonomías en los impuestos estatales (el 50% del IRPF y del IVA, y el 58% de los Impuestos Especiales), lo que supone que la Administración central contará con menos recursos. Según la información incluida en los Presupuestos, las autonomías recibirán el próximo año 72.900 millones de los impuestos estatales. De ese modo, los ingresos tributarios netos para el Gobierno quedan en 92.035 millones, un 14,5% menos que los de 2010, todavía afectados por los menores porcentajes de reparto para las comunidades.

Sumados otros ingresos que no son impuestos (las tasas, las transferencias de la UE o los eventuales beneficios de las empresas públicas, por ejemplo), los recursos con los que contará el Estado el próximo año alcanzan los 106.020 millones, con un descenso del 12,5% sobre el presupuesto vigente por el efecto del nuevo modelo de financiación autonómica.

Salgado evitó ayer hacer una estimación sobre el nivel de presión fiscal que se alcanzará en 2011. La vicepresidenta se limitó a apuntar que 'tendrá un pequeño incremento' respecto al nivel que se alcance este año. Según sus cálculos, el volumen de ingresos fiscales, en comparación con el PIB, quedará este año en torno al 31,3%, un punto por encima del nivel del 2009, que marca el nivel más bajo de este indicador desde la entrada en la Unión Europea.