Público
Público

La recesión ensombrece las metas económicas de Obama

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Jeff Mason

Un recado para el presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama: cuidado con lo que desea.

El próximo inquilino de la Casa Blanca se enfrentará a una serie de graves problemas económicos en una escala que no se ha visto desde la década de 1930.

La crisis financiera, el hundimiento de los mercados inmobiliarios y el caos en Wall Street, asociados a los desafíos a largo plazo como el coste del sistema sanitario y la dependencia energética del extranjero estarán en la lista de tareas pendientes del próximo presidente.

Pero los analistas dicen que Obama, actualmente un senador demócrata por Illinois, se enfrentará a los mayores desafíos cuando se convierta en presidente el 20 de enero, al atravesar por una profunda y posiblemente prolongada desaceleración económica.

"Estados Unidos está en una recesión profunda, y es muy posible que cuando el próximo presidente asuma el cargo las cosas estén igual de mal o peor que hoy", dijo Kenneth Rogoff de la Universidad de Harvard, un ex economista del Fondo Monetario Internacional, quien ofreció asesorías ocasionales al republicano John McCain.

"Ese problema será tan urgente que va a sacar a muchos otros temas de la agenda", agregó.

Muchos analistas económicos esperan que Obama designe su equipo financiero oficial rápidamente, quizás antes del 15 de noviembre, cuando el saliente presidente George W. Bush sea el anfitrión de una cumbre en Washington para discutir la crisis financiera mundial.

Entre los candidatos que frecuentemente son mencionados como posibles secretarios del Tesoro están el ex presidente de la Reserva Federal Paul Volcker, el ex secretario del Tesoro Larry Summers y el presidente del Banco Reserva Federal de Nueva York, Timothy Geithner.

SEGUNDO PAQUETE DE ESTIMULO

Obama, cuyo respaldo popular se fortaleció por la percepción de que tiene una mejor comprensión de la crisis económica, ha defendido un segundo paquete de estímulo del Gobierno por un valor de 175.000 millones de dólares que incluiría dinero para inversiones en infraestructura.

"Ese es el tipo de paquete que el senador Obama cree que debe ir en la dirección correcta", dijo Brian Deese, subdirector de política económica del senador por Illinois, a Reuters.

La campaña de McCain afirmó que los planes de Obama eran un regreso a la estrategia de impuestos y gasto, pero el demócrata respondió diciendo que Estados Unidos no se puede permitir otros cuatro años de Gobierno republicano.

Aunque la recesión posiblemente dominará la agenda del Gobierno de Obama, otros desafíos económicos de corto y largo plazo también estarán entre las prioridades pendientes, dijeron economistas y asesores.

Obama ha prometido que realizará reformas en las normas que rigen Wall Street, para reducir los costes del sistema de salud, fomentar las fuentes de energía domésticas y luchar contra el cambio climático al establecer límites a las emisiones de dióxido de carbono para las grandes industrias.

debido a los paquetes para aliviar la crisis y la financiación de las guerras en Irak y Afganistán - dañarían la capacidad de cualquier presidente para cumplir muchas de sus metas.

"Estas no son cosas que se puedan lograr", dijo Jeffrey Frankel, un economista de la Escuela Kennedy de Gobierno de Harvard.

"La independencia es algo que básicamente no se puede lograr. Equilibrar el presupuesto no se puede lograr. ¿Evitar que entremos en una recesión? Ya es demasiado tarde", agregó.

Deese sostuvo que Obama no permitirá que se aplace la reforma del sistema de salud. Ha propuesto un programa nacional para permitir que los particulares y las pequeñas empresas tengan una cobertura de salud similar a la disponible para los empleados federales.

"El senador Obama entiende que los desafíos económicos de largo plazo de nuestra nación están íntimamente relacionados con la crisis del sistema de salud del país y que no podemos hacer esperar las reformas ambiciosas de las que ha hablado", sostuvo.