Público
Público

La recesión española está servida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En la semana que ahora acaba la economía española quedó en rumbo a la recesión al confirmarse que el Producto Interior Bruto (PIB) sufrió la primera contracción después de 15 años de crecimiento sostenido, y vienen tiempos peores.

El Banco de España anunció el viernes que el PIB cayó un 0,2% en el tercer trimestre del 2008, lo que dejó la tasa interanual de crecimiento en el 0,9%, en contraste con el 3,6% de un año antes, y dijo implícitamente que la situación empeorará pues se va hacia "un ciclo bajista pronunciado y duradero".

La economía estadounidense también se encaminó a la recesión en vísperas electorales tras una caída del PIB en el tercer trimestre del 0,3%, el retroceso más alto desde el 2001, también como consecuencia del desplome de la demanda interna a niveles sin precedentes allí en casi tres décadas.

En cuanto a la bolsa española, acabó con pérdidas de sólo un 17% en octubre por un fuerte rebote (15%) en las últimas tres sesiones de esta semana.

Fue el peor mes para el Ibex 35 desde agosto de 1998 y representó una caída similar a la que tuvieron índices como el Nasdaq o el S&P 500 de Wall Street, pero superior al promedio europeo (16%) o del Dow Jones (14%) e inferior a los grandes retrocesos en los parqués latinoamericanos: São Paulo (-25%) o Buenos Aires (-37%).

Entre los valores en alza en la semana están los bancos Santander y BBVA, que acaban de presentar sus ganancias hasta septiembre. Entre ambos acapararon el 75% de los beneficios de las cinco primeras entidades bancarias españolas.

El caso del banco que lidera Emilio Botín, los beneficios se acercaron a los 7.000 millones de euros, con un aumento del 5,5% respecto a un año antes, a los que las filiales latinoamericanos aportaron cerca de la tercera parte.

Desde São Paulo, Botín mostró este viernes pasado su fortaleza en medio de la crisis financiera al lanzar un plan estratégico 2008-2010, con la apuesta de convertir al Santander en el tercer banco del mundo por beneficio y en la primera entidad privada de su ramo en Brasil, país del que dijo que procederá el 23% de los beneficios del grupo dentro de dos años.

Por su lado, el BBVA se atribuyó de enero a septiembre un beneficio neto de 4.500 millones de euros, el 5% más. Algo más de la mitad (casi 2.350 millones) de esos beneficios procedieron de las sucursales en América Latina y de éstos, 1.500 millones de México.

El viernes Ecuador anunció, en medio de fuertes acusaciones, su ruptura del contrato de explotación petrolífera con la hispano-argentina Repsol-YPF.

Desde la Cumbre Iberoamericana de El Salvador, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se mostró dispuesto a negociar con el jefe de Estado ecuatoriano, el izquierdista Rafael Correa.

En el caso de tener que abandonar Ecuador sólo representará para Repsol la reducción en un 1% de su negocio extracción o entre 50.000 y 60.000 barriles diarios.

En lo que fue definido como el pistoletazo de salida para la consolidación financiera, el jueves se consumó la integración, efectiva a partir de Año Nuevo próximo, de las cajas vascas BBK y Kutxa en una nueva entidad llamada Caja de Ahorros de Euskadi, que se convertirá en la tercera en España por beneficios, tras La Caixa y Caja Madrid, con activos cercanos a los 50.000 millones de euros.

Las seis cajas de ahorros de Castilla y León deben fusionarse pasado el plazo de reflexión que sus directivos de fijaron esta misma semana, tras una decisión política al respecto pactada por PSOE y PP.

La ofensiva diplomática del Gobierno para que España esté en la cumbre del G-20 prevista para el 15 de noviembre en Washington -en teoría para refundar el sistema capitalista y reformar las instituciones financieras multilaterales- redundó durante la Cumbre Iberoamericana en el apoyo de Brasil, Argentina y México, países que si asistirán como miembros del grupo, y otros como Chile.

La semana que viene queda pendiente, sobre todo, de las elecciones presidenciales en Estados Unidos y de que el Banco Central Europeo (BCE), el día 6, recorte los tipos de interés, actualmente en el 3,75%, siguiendo la estela de Estados Unidos, que los rebajó al 1%, y de Japón, al 0,3%.