Público
Público

Recetas de exgobernantes para salir de la crisis por la izquierda

Los progresistas analizan cómo afrontar la crisis en la primera jornada de la III Conferencia Progreso Global

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Encaje de bolillos tuvo que hacer el candidato del PSOE para entrevistarse con el ex primer ministro británico Gordon Brown en el hotel Hilton, a las afueras de Madrid, y poco después con el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva en el céntrico Villamagna. Eran dos de los protagonistas de la III Conferencia Progreso Global organizada por la Fundación Ideas, que reúne desde ayer a 200 líderes para fijar la agenda progresista.

Parecidos equilibrios hizo Brown para entrevistarse antes del mediodía primero con el presidente del Gobierno, luego con el 'nuevo líder de los socialistas', tal y como calificó a Rubalcaba, y por último inaugurar el foro. 'El legado de Zapatero se va a recordar en todos los continentes', subrayó Brown tras elogiar los avances en materia de derechos sociales de estas dos legislaturas.

González advierte de que los ciudadanos 'no van a aguantar' más rescates

Fueron 30 minutos de discurso sin un papel y paseándose por el escenario. Brown dio cuenta de los problemas de Europa y desgranó sus recetas. Apuntó 'cuatro pecados capitales' que ha cometido el continente: no haber eliminado los activos tóxicos, que la banca no se haya recapitalizado, que esta no concede créditos y que los controles no se han aplicado. 'El mundo no va ser nunca igual', advirtió, refiriéndose a la crisis global de origen financiero. Así, defendió la necesidad de buscar el equilibrio entre Oriente (cada vez más productor) y Occidente (más consumidor).

Minutos más tarde, el ministro de Hacienda de Suráfrica, Pravin Gordhan, llamaba la atención sobre la necesidad de tener una visión 'multipolar' del mundo, porque también hay que mirar a África. No sólo al Este y el Oeste. Añadió además dos términos que no pueden faltar en el discurso de los progresistas: solidaridad y justicia social.

En su intervención, Brown también instó a los socialdemócratas a reconocer la interdependencia de los continentes y 'construir instituciones globales' porque la crisis financiera o el cambio climático no se pueden resolver con soluciones nacionales. Brown llamó a construir un pacto global de crecimiento porque, según un informe del FMI, 'una política coordinada permitiría que cien millones de personas salieran de la pobreza'.

Brown dice que el legado de Zapatero 'se recordará en todos los continentes'

También miró a lo global y a Europa el expresidente del Gobierno Felipe González, que puso el acento en la crisis de 'autoridad' que viven los gobiernos europeos.

El expresidente planteó la necesidad de dar 'una respuesta supranacional' en Europa para tener legitimidad ante elG-20 y exigir una respuesta global. También insistió en que 'Alemania se está equivocando' en su apuesta por el control del déficit. Hacia este país también dirigió sus críticas el presidente del Partido Socialista Europeo y expresidente danés, Poul Rasmussen.

En su opinión, hay tensiones y 'se están incubando' otras crisis del sistema financiero. Con una diferencia. González cree que los ciudadanos 'no van a aguantar' nuevos rescates. 'Observen la calle', señaló, en referencia a los indignados que han alzado su voz en los últimos meses. 'Hay bastante despiste en cuanto a los objetivos, pero claridad en lo que no se quiere: Esto no volvemos a tolerarlo', remarcó.

Preguntado en el coloquio sobre por qué los gobiernos ayudan más a los bancos que a los ciudadanos, González explicó la importancia de que el sistema financiero funcione bien y que fluya el crédito. Ahora bien, en relación con las hipotecas, señaló que se podía haber actuado no sólo con la dación en pago sino 'renegociando con el Gobierno' el periodo de la hipoteca. Esto, añadió, hubiera sido 'infinitamente más favorable' para el ciudadano y la entidad. González pido que no 'vivamos en la obsesión de la deuda'.

El excanciller austriaco Alfred Gusenbauer advirtió de la 'crisis política enorme' que existe en Europa y propuso 'financiar una estrategia de crecimiento', con los Fondos Estructurales que no se han consumido, invirtiendo en energías verdes, por ejemplo.

El foro concluye hoy con la intervención del candidato a la presidencia francesa, François Hollande, que ayer se entrevistó con Zapatero. Ambos coincidieron en la necesidad de mostrar una voz 'unánime y decidida' para luchar contra la crisis. Y cerrará la conferencia Rubalcaba, que tiene claro su primer reto: 'Estoy aquí, dando la batalla y hasta el último momento la voy a dar. Yo y el PSOE'.