Público
Público

El rechazo al minivaticano marchará hasta la Almudena

Los vecinos organizan actos de protesta para el 29 de marzo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El rechazo vecinal al proyecto de minivaticano en el Parque de la Cornisa de Madrid se concretará el domingo 29 de marzo con una manifestación por las calles de Madrid. Este acto de protesta contra el plan que el alcalde, Alberto Ruiz Gallardón, ha aprobado para la Iglesia católica saldrá al mediodía desde el parque de las Vistillas y discurrirá hasta la sede del Arzobispado de Madrid en la Catedral de la Almudena, desde donde el cardenal Antonio María Rouco Varela dirige la archidiócesis madrileña.

Este acto culminará la movilización ciudadana en contra de la utilización eclesiástica de este conocido enclave ajardinado que forma parte del patrimonio histórico madrileño. El Consistorio de la capital aprobó recientemente la construcción de un complejo urbanístico sobre esos parques de titularidad pública que será propiedad de la Iglesia.

La reivindicación de la asociación vecinal cuenta ya con numerosas adhesiones ciudadanas y de colectivos de todo tipo: asociaciones de padres y alumnos de colegios del distrito, agrupaciones culturales, colectivos de apoyo al patrimonio histórico, el Colegio de Arquitectos, el Ateneo, la Asociación de Ateos y Librepensadores y los partidos políticos de la oposición en Madrid (PSOE e Izquierda Unida).

Los socialistas acaban de plantear una pregunta ante la Comisión Europea sobre este caso. Piden conocer qué medidas va a tomar la UE para recabar de la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid toda la información necesaria que asegure el estricto cumplimiento de la legislación relativa a la correspondiente evaluación de impacto ambiental.

El PSOE considera que la institución europea debería actuar de forma inmediata para impedir que comiencen las obras, aprobadas por Gallardón en el Plan Parcial de Reforma Interior de la Cornisa del Río Manzanares, y que podrían 'acarrear consecuencias irreparables para el medio ambiente y el patrimonio', según el PSOE.

Al margen de lo que se decida en Europa o en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ante el que se ha recurrido la aprobación del plan, los vecinos de la zona reclaman el mayor apoyo ciudadano posible para la manifestación del día 29.

Los convocantes quieren convertir la marcha (que acabará en una gran fiesta en el Parque de la Cornisa) en el gran acto de oposición a un plan que 'beneficia a los intereses económicos de la Iglesia' y que 'supone un triple atentado medioambiental, histórico y democrático contra la ciudad de Madrid', aseguran.