Público
Público

"Reconocer la ficción española es una asignatura pendiente"

Daniel Écija. Presidente de Globomedia. Apuesta por un retorno a la comedia para afrontar el actual marco de austeridad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hablar de Daniel Écija (Witte-noom, Australia, 1963) es hablar de televisión. Figura clave de la historia de la ficción en España, preside el Grupo Globomedia, la productora responsable de series que han revolucionado la forma de entender el entretenimiento en televisión como Médico de familia, Periodistas, Siete vidas, Los Serrano, Los hombres de Paco, Aída o Águila Roja. Ahora se ha propuesto seguir innovando en un medio donde la mayoría de los nuevos proyectos suelen acabar en fracaso y apenas hay sitio para las segundas oportunidades. Écija participó esta semana en el Festival de Televisión de Vitoria, donde desgranó algunas de las nuevas apuestas de la productora, entre las que destacan una comedia de situación para La Sexta protagonizada por Antonio Molero, El Fiti de Los Serrano, y las series El profesor, con Antonio Resines (Telecinco), y El barco (Antena 3).

¿Por qué una 'sitcom' para su primer proyecto de 'prime time' en La Sexta?

Porque hay que volver a la comedia y la sitcom es un vehículo muy bello para abordar este género, ya que permite radicalizar mucho los personajes. Este proyecto vive de los elementos más puros de la ficción, la dirección, el guión y el actor, y tenemos mucha ilusión en él. Además, trabajar con Antonio Molero es un gusto.

¿La crisis es un buen caldo de cultivo para la comedia?

Sin duda. En los tiempos que corren y con la tasa de paro que tenemos, la televisión requiere productos de entretenimiento y, en este caso, de evasión, y la comedia cumple ese requisito siempre.

Esta sitcom' bebe de otras como Siete vidas' o Aída'...

Sí y ojalá pudiera tener ese mismo ADN, pero va a presentar novedades; vamos a crear un universo muy curioso de personajes y a tratar de hablar de un nuevo escenario familiar y social.

¿Ha cambiado mucho la ficción en España desde que hace 15 años se fundó Globomedia?

Ha avanzado mucho. Ver hoy las series españolas es ver una ficción muy madura, que además viaja por el mundo. Nos tenemos que sentir muy orgullosos de nuestra industria de ficción televisiva.

¿La audiencia valora en lo que se merece a la ficción hecha aquí?

Yo creo que el público es soberano pero también es duro, en el sentido de que no le otorga un plus a lo que está hecho aquí. Lo que sí tenemos es una gran complicidad con la audiencia porque ofrecemos historias de aquí contadas por gente de aquí y esto es una gran ventaja. No tenemos esos grandes vehículos de distribución o de márketing de los americanos, pero nos defendemos con talento, creatividad y mucho esfuerzo.

¿Es el márketing la asignatura pendiente de la televisión en España?

El reconocimiento de la ficción televisiva sí es una asignatura pendiente, ya que la ficción española está a un nivel muy elevado y hay mucho talento.

¿También hay que innovar en el entretenimiento?

El entretenimiento, en algunos casos, también tiene que ir madurando. El problema es que hablar hoy de televisión es hablar de un universo muy grande y muy difícil de adjetivar. La televisión hoy son cientos de cadenas, pero también es internet, que ha llegado y nos ha pegado tal bofetón en la cara que aún no hemos tenido tiempo de valorar. La televisión es muy diversa; hay mucho bueno y mucho malo.

¿La segmentación de la TDT hace mucho daño a la producción de grandes series?

Tenemos que adaptarnos y ser sensatos para saber que si abordas una producción con un presupuesto, tienes que tratar de tener el público suficiente que la rentabilice. Nos tendremos que adecuar a los nuevos tiempos y eso sólo se hace con imaginación.

¿Internet va a revolucionar también la forma de medir las audiencias?

La medición de audiencias necesita un cambio y tenemos que empezar a pensar en actualizarla. Me consta que los responsables de la medición de audiencias se están planteando revisarla porque no se ajustan a la realidad.

¿Las televisiones tienen que seguir ayudando al cine?

Todo lo que sea ayudar a la cultura siempre será bien recibido. Aunque es difícil llegar a un modelo, es muy deseable apoyar a la industria de aquí a todos los niveles y será siempre bien recibido tratar de que haya una base industrial que se traduzca al final en puestos de trabajo. La buena noticia que tenemos en el caso de la televisión es que nos hemos tenido que valer por nosotros mismos y eso de tener que trabajar en términos de austeridad ha hecho que hayamos desarrollado mucho nuestro talento. Hoy hay mucha imaginación porque hemos tenido que pelear de igual a igual con las producciones de muchos países que llevan muchos años.

Tras tantos años en el medio, ¿cree que hay fórmulas de éxito seguras en televisión?

Tienes que trabajar mucho y mantener los pies en el suelo. No hay fórmulas mágicas.

¿Seguiremos mucho más tiempo siendo tributarios de la ficción americana?

Es muy bueno que las televisiones españolas tengan las fronteras permeables, aunque también es muy saludable que nuestras series viajen, algo impensable hace unos años. El gran éxito de la ficción se produce cuando viaja a otros países: las series de Globomedia están en más de 100 países y esto nos tiene que llenar de orgullo.

Globomedia tiene en cartera varios proyectos de cine para este año.

El cine es tremendamente apetecible y no tiene ya ninguna gran diferencia con la televisión. Este año vamos a producir dos películas con las que intentaremos llenar el patio de butacas, que es la clave de este negocio.