Público
Público

Reconstruyen el cráneo a un niño salvadoreño con malformación por un incendio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un niño salvadoreño de 5 años ha sido intervenido quirúrgicamente en un hospital de Valencia para reconstruirle el cráneo que presentaba graves malformaciones a raíz de un incendio ocurrido en su vivienda de El Salvador cuando tenía dos años de edad.

El pequeño Josué, que además sufrió daños en la oreja y mano izquierda, ha llevado un casco protector de forma permanente hasta que el pasado martes 1 de diciembre fue intervenido quirúrgicamente en la Clínica Virgen del Consuelo por el equipo del cirujano Pedro Cavadas, la primera de estas características que se realiza en España, según fuentes de la Generalitat.

El niño, que está evolucionando "muy bien" tras la operación, llegó a Valencia gracias a la mediación de la ONG Mensajeros de la Paz, presidida y fundada por el Padre Ángel, quien ha asegurado que Josué "era un niño Jesús roto y lo están poniendo nuevo, sin escayolas".

El menor, al que le han reconstruido la zona afectada del cráneo con injertos extraídos de sus propias costillas, se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), aunque podría pasar a planta a lo largo del día de hoy y ser dado de alta en aproximadamente dos semanas, según ha explicado a los periodistas Pedro Cavadas.

Cavadas ha indicado que la secuela de la quemadura "era muy seria", ya que perdió parte del cráneo y una oreja, y además presentaba un injerto de piel encima del cerebro que tuvo ser separado para poder realizar la reconstrucción.

El cirujano valenciano ha indicado que, aunque no es una cirugía que se haya hecho por primera vez, "tiene sus riesgos" pero "afortunadamente ha ido bien", y ha explicado que al menor se le hará una segunda cirugía "más sencilla" en el cráneo dentro de una semana o diez días.

Cavadas ha explicado que se quitó la barba porque el pequeño no quiso besarlo cuando lo vio por primera vez, y según el padre Ángel, "cuando el doctor lo puso en sus rodillas, lo tocó con la mano derecha y le dijo 'esto tiene arreglo', vi un algo de esperanza en el niño".

El padre Ángel ha asegurado sentirse "feliz" por "los doctores milagro que uno conoce" y ha dicho que aunque estaba "muy nervioso" y Cavadas "notaba que lloraba por las esquinas para pedir, el milagro lo ha hecho y debemos seguir creyendo en hombres como él".

El president de la Generalitat, Francisco Camps, que ha visitado hoy al niño en el Hospital Virgen del Consuelo de Valencia, ha agradecido a Cavadas "su ciencia, cariño y esfuerzo" y que haya contado con "la sanidad pública valenciana para hacer posible una tarea tan inmensa. Estamos viendo prácticamente todas las semanas un nuevo milagro".

"Le agradezco a Cavadas su esfuerzo, su inteligencia, su capacidad, su corazón y sus ganas de seguir trabajando en la Comunitat Valenciana", ha dicho Camps, quien ha agregado que el cirujano y el Padre Ángel "son la combinación perfecta, de corazón, de cabeza y de manos".

Josué era "un niño Jesús que estaba roto y que con las manos de Cavadas se pone otra vez a funcionar", ha dicho Camps retomando las palabras del Padre Ángel, quien ha agregado que el menor también llamará "padre" al cirujano valenciano porque una intervención de estas características "es un impulso vital a alguien que recibe la ciencia del doctor Cavadas".