Público
Público

El recorte de plantilla sale barato a las constructoras

Despiden a más de 600.000 empleados con indemnizaciones más bajas que en un ERE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las constructoras están haciendo otra reconversión laboral, como en la crisis de los noventa. Desde que en septiembre de 2007 se frenó en seco la edificación de viviendas, una de las dos patas de su negocio junto con la obra civil, estas empresas han logrado hacer un recorte considerable que, según los sindicatos, 'les ha salido de maravilla'. Hasta marzo, estas compañías han prescindido de 743.700 trabajadores y a la mayoría, más de 600.000, según cálculos de las centrales, les han despedido gracias a la fórmula de fin del contrato por obra, lo que supone una indemnización mucho más baja que la que pacta la empresa en un expediente de regulación de empleo (ERE).

En los contratos por obra, los más utilizados por las constructoras para los operarios, estas compensaciones se calculan sobre el 7% de la masa salarial, lo que se traduce en 21,75 días por año trabajado.

Como los contratos no duran más de tres años, porque de lo contrario el empresario tiene que hacer un contrato indefinido al trabajador, una media alta de antigüedad suele ser dos años. La indemnización media rondaría los 2.800 euros, lo que ha representado para las constructoras un coste de en torno a 1.700 millones, gasto que cubren de sobra con los más de 15.000 millones de beneficio logrados en 2007 y 2008.

De los 743.700 parados de la construcción, más de 100.000 han podido ser despedidos en el marco de los cada vez más abundantes expedientes de regulación de empleo (ERE), según cálculos de CCOO. No hay disponible una estadística oficial fiable. A falta de datos centralizados, el Ministerio de Trabajo sólo contabiliza las empresas que recortan plantilla en varias delegaciones del país. Cuando afecta sólo a una comunidad autónoma, la autoridad competente es la regional.

Por eso, desde septiembre de 2007 hasta mayo pasado, sólo se computan 7.950 despedidos por un ERE. La indemnización va de 30 a 38 días por año trabajado.

'A las constructoras les ha salido barato y cuando no hay sindicatos que intervienen intentan pagar el mínimo, 20 días por año', señala Juan Carlos Barrero, coordinador estatal de Construcción en UGT.

Empresas como Seop, Urazca o DHO figuran entre las que han dejado un reguero de trabajadores en la calle.

Pese a todo, los empleados de este sector están mejor compensados que los de otras actividades. 'En industria o servicios, la indemnización de un ERE puede ser un 25% más baja y en contratos por obra es de ocho días', señala José Luis López, secretario general de Acción Sindical de la Federación de Construcción de CCOO, que lo atribuye a que 'quizá en este sector la negociación es más dura y con movilizaciones'.

Caso aparte de las constructoras son las inmobiliarias que han protagonizado las grandes suspensiones de pagos, como Martinsa Fadesa.“El juez no admitía subir la indemnización y al final sólo logramos la misma del primer ERE”. Son palabras de un ex empleado de la promotora y reflejan que lo peor para el trabajador es un ERE con la empresa en concurso de acreedores. CCOO y UGT piden otro cambio en la ley concursal para que sea la comunidad autónoma o el Ministerio de Trabajo los que autoricen un expediente de regulación y no el juez. En la práctica, supone alargar trámites y lograr lo mínimo: 20 días por año trabajado.