Público
Público

Los recortes en Educación unen a los padres de la pública y la concertada

El Gobierno destinará este año 219.000 euros a la financiación de las confederaciones de asociaciones de padres, la mitad que el año pasado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las asociaciones de padres y madres de centros públicos y concertados ofrecieron la semana pasada una inusual rueda de prensa conjunta para pedir al Gobierno ayudas extra para el comedor escolar y los libros de texto. No es habitual ver a Jesús María Sánchez, presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa), y a su homónimo en la Confederación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos y Padres de Familia (Concapa), Luis Carbonell, compartiendo mesa delante de los medios de comunicación, pero los recortes en Educación los han unido.

El pasado 19 de septiembre, ambos hicieron 'un llamamiento urgente' al Gobierno para que desarrolle una partida extraordinaria en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2013 para crear bancos de libros de texto para préstamos y mantener las becas de comedor. Trasladaron 'el malestar de las familias' tras unos recortes que también les han afectado a ellos. Cuatro días antes de la rueda de prensa, se hizo pública en el Congreso la reducción del 50% en las ayudas públicas a las asociaciones de padres. En respuesta a la diputada de la Izquierda Plural María Caridad García, el Gobierno informó de que los 438.620 euros que Concapa y Ceapa recibieron en 2011 se quedaban este año en 219.310 euros. Ambas organizaciones representan a más de 11 millones de familias.

'Nos separan diferencias ideológicas, pero no tenemos ningún problema en ir de la mano en las reivindicaciones que compartimos', explica el presidente de Ceapa, Jesús María Sánchez. Luis Carbonell, de Concapa, coincide: 'Si hay planteamientos en los que coincidimos, como ahora, tratamos de defenderlos juntos'. La última vez que ambos colectivos hicieron una petición conjunta fue en marzo del año pasado, cuando solicitaron al entonces ministro de Educación, Ángel Gabilondo, que la normativa que rige los consejos escolares fije una representación paritaria de padres, alumnos y profesores.

Una de las reivindicaciones que ahora unen a ambos colectivos surge del sufrimiento de las familias que generan las políticas restrictivas del Gobierno. El precio de los libros de texto ha subido este año una media del 2,39%, a lo que se une el aumento del IVA del 4% al 21% en el caso del material escolar, de uso imprescindible en las aulas. De hecho, la Ceapa ya alertó al inicio del curso de que uno de cada tres niños en edad escolar tendrá serias dificultades para llevar a clase los manuales requeridos. 'La enseñanza básica es obligatoria y gratuita, por lo que la compra de libros de texto no debería ser un obstáculo para ninguna familia', denunciaron Sánchez y Carbonell, tras recordar que el presupuesto público destinado a las ayudas para libros ha descendido en un 76%.

Las ayudas directas para comprar libros no son la solución, según los padres. Concapa y Ceapa proponen crear bancos de libros, establecer que los manuales duren hasta cinco años, definir un precio máximo o convocar concursos.  

Junto a la crítica por el cada vez más costoso acceso al material escolar, está la polémica del tupper. Algunas asociaciones de padres y madres de Catalunya pidieron a sus centros que permitieran a sus hijos llevar la fiambrera al colegio para comer en la escuela y ahorrarse así el coste del servicio de comedor. La Comunidad de Madrid y el País Valencià se subieron al carro de esa iniciativa, pero la Ceapa y la Concapa mostraron su 'preocupación' al respecto. 'La Administración debería considerar que con el ahorro que persigue puede provocar una serie de problemas organizativos, nutricionales o sanitarios, como intoxicaciones o comidas inadecuadas', avisó Carbonell hace una semana. 

En este tenso ambiente de inicio de curso, Concapa y Ceapa recordaron que no descartan llevar a cabo cualquier tipo de 'acción popular' si el Gobierno no atiende sus reclamaciones.