Público
Público

Los recortes de Rajoy agudizan la recesión

La economía se contrajo un 0,4% en el segundo trimestre, una décima más que entre enero y marzo, por el desplome en el consumo y la inversión La caida en tasa interanual, la comparación con el año pasado, acelera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los efectos de los recortes del Gobierno de Mariano Rajoy se han visto reflejados nuevamente en los datos de la economía española, que decreció un 0,4% en el segundo trimestre del año, una décima más que entre enero y marzo, por el efecto de las medidas de ajuste en el consumo y en la inversión, tanto pública como privada. El crecimiento intertrimestral coincide con el adelantado a finales de julio por el INE.

En cambio, la tasa interanual, la comparación con el mismo periodo del año pasado, si varía respecto a lo adelantado en julio, una vez que Estadística ha revisado los datos del PIB de 2010 y 2011 , que revelan que la debilidad de la economía española es mayor de lo que se había adelantado. La tasa interanual del PIB se sitúa en una caída del 1,3%, frente al descenso del 1% calculado inicialmente, precisamente por el mayor impacto de las medidas de austeridad. La previsión del Gobierno es de una contracción del PIB del 1,7% de media en 2012;  la caída media del semestre es ya del 0,95%.

La revisión del PIB ha revelado que la recaída de la economía española, tras la primera recesión provocada por la quiebra de Lehman Brothers en septiembre de 2008, comenzó un poco antes de lo estimado inicialmente: el PIB registró un crecimiento trimestral negativo en el tercer trimestre de 2011, aunque de 'escasa cuantía', un -0,04%, al que siguió en el cuarto trimestre un decrecimiento del 0,5% (frente al -0,3% publicado anteriormente) y una caída del 0,3% en el primer trimestre de 2012. Eso significa que la economía ya estaba en recesión técnica cuando se celebraron las pasadas elecciones, en el cuarto trimestre de 2011.

La contracción trimestral del 0,4% experimentada entre abril y junio de este año es, por tanto, una décima más pronunciada que la experimentada en el primer trimestre. Según los datos divulgados por el INE, el principal responsable de la negativa evolución de la economía del país es la demanda nacional cuya contribución al crecimiento fue siete décimas más negativa que en el trimestre anterior, situándose en -3,9 puntos. Por su parte, la demanda externa mantuvo su aportación al PIB trimestral en la misma cuantía que el trimestre pasado (2,6 puntos).

En cuanto al empleo, éste desciende a un ritmo interanual del 4,6 por ciento, un punto más que en el primer trimestre de 2012, lo que supone una reducción neta de 801.000 puestos de trabajo a tiempo completo en un año.

'La recesión de la economía española se adelanta en el tiempo y ya son cuatro trimestres de caída, con un deterioro muy fuerte de la demanda doméstica, lo que significa una caída de la inversión y de las perspectivas de inversión y de la construcción muy fuertes', dijo José Luis Martínez, estratega de Citigroup en Madrid, en declaraciones a Reuters. 'Las exportaciones se mantienen pero no tenemos un sector exportador tan potente como para compensar la debilidad de la demanda interna', añadió Martínez. Según Martínez, a la vista de estos datos no se puede descartar que la economía española registre una contracción del 2,0% este año y de un porcentaje similar en 2013. La previsión del Gobierno es de una contracción del PIB del 1,7% de media en 2012;  la caída media del semestre es ya del 0,95%.

El secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, ha dicho que confía en que en los primeros trimestres de 2013 se produzca una 'corrección' en la evolución de la economía española, que en la actualidad 'está en su momento de mayor caída y que seguirá en la segunda mitad del año'. El secretario de Estado ha destacado el incremento de las exportaciones en el segundo trimestre del año, 'un resultado positivo en el contexto de endurecimiento de la recesión de la zona del euro', y ha mostrado su confianza en que las ventas mantengan esta tendencia hasta final de año.

Preguntado por el impacto que puede tener la revisión que ha hecho el INE del PIB de los años 2010 y 2011 en la deuda y el déficit, Latorre ha dicho que aún es 'pronto' para cuantificarlo y decidir si hay que cambiar el objetivo de déficit de este año (6,3%). De la misma forma, ha considerado 'pronto' para decir si las nuevas cifras de los dos últimos años impactarán negativamente en las finanzas de las comunidades autónomas.