Público
Público

Se recrea por vez primera la vida y el taller de Picasso en La Californie

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La exposición "Picasso. El taller de La Californie (1955-1960)", que acoge el Centro Cultural Bancaja, recrea por primera vez el escenario doméstico y profesional del artista malagueño durante los cinco años "de felicidad" que vivió en Cannes (Francia) junto a Jacqueline Roque.

La muestra, que se inaugura mañana y estará abierta hasta el 14 de marzo, ha sido presentada hoy por el vicepresidente de la Fundación Bancaja, Vicente Montesinos, y el comisario de la exposición, Juan Carrete.

"Picasso. El taller de La Californie (1955-1960)" reúne cuarenta dibujos junto a estampas, libros ilustrados y escritos del pintor realizados durante el tiempo que vivió en esta mansión de Cannes.

El contenido de la exposición, que ocupa la Sala Picasso, tiene su punto de partida en los cuarenta dibujos realizados por el artista en su villa y reproducidos en la suite "Le Carnet de La Californie", adquirida por Bancaja en 2007.

Tres proyecciones de gran formato de fotografías del momento de la vida del pintor con su mujer y sus perros y del espacio en el que trabajaba acompañan a esta serie, que se completa con dieciséis estampas y libros ilustrados y realizados en el taller de grabado y litrografía que tenía en la villa, así como escritos del artista.

Carrete ha calificado de "singular" la exposición porque "recoge un fragmento de la biografía y vida de Picasso" entre 1955 y 1960 cuando vivió en La Californie, y porque introduce al visitante "en su vida cotidiana y en su espacio de trabajo".

"La vida y la obra de Picasso se retroalimentan y eso se puede comprobar en este espacio", ha señalado el comisario, que ha resaltado que la felicidad que vivió el artista esos años se refleja en "la placidez" de sus obras durante esa época.

También ha destacado que la vista y la luz de la mansión "sedujeron" a Picasso, que tuvo que abandonar la vivienda cuando empezaron a construir delante de ella, y que su mujer Jacqueline "se transformó en la modelo por excelencia" de sus obras en esa época.

Picasso transformó en un gran taller una sala de la planta baja de la villa, que se convirtió en protagonista de sus obras, en las que, según ha apuntado Carrete, también rinde homenaje póstumo a Matisse y recibe las influencias de las obras de Delacroix, Velázquez o Goya.

La exposición muestra la actividad de Picasso en obras en las que usa diversas técnicas, como los dibujos de "Jacqueline vestida de turca", las aguatintas de "La tauromaquia", las pruebas de estado de linóneos "Antes de picar" o "Búcaro con flores" y las pruebas de estampación litográfica "La caballista y los payasos".

La muestra, que se completa con textos del Picasso escritor e ilustraciones que hizo para libros de "sus amigos", trata de hacernos sentir "como invitados de Picasso en su propia casa", según Carrete, quien ha asegurado que el artista malagueño vivía "en un caos perfectamente ordenado" y eso se refleja en estas obras.

Montesinos ha recordado que Bancaja es la entidad privada con la mayor colección de obra gráfica de Picasso y que desde 1994 sus fondos del artista se han mostrado en 150 exposiciones por todo el mundo, que han sido visitadas por casi 2,3 millones de personas.

La entrada a la exposición, para la que se han editado 6.000 carteles-folleto, es gratuita y se podrá recorrer con una visita audiovisual guiada en castellano, valenciano y en lenguaje de signos.