Público
Público

La 2 recupera hoy la primera película sonora en castellano

El documental 'Conchita Piquer' incluye fragmentos de un filme en el que la artista cantaba en 1923

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Concha Piquer abrió las puertas del cine al sonido en castellano en 1923, seis años antes de El misterio de la Puerta del Sol, considerada como la primera película española sonora, e incluso se adelantó al estreno en 1927 de The jazz singer, el primer filme hablado. La prueba de la labor precursora de una Piquer con 17 años es una producción norteamericana de 11 minutos rodada por Lee DeForest, en la que baila y canta una jota, un cuplé andaluz e incluso un fado, por lo que también podría ser la primera película sonora en portugués. Esta producción musical ha sido recuperada en el documental Conchita Piquer dirigido por Jorge M. Reverte que hoy estrena La 2 dentro de su serie Imprescindibles (22.00 horas).

El guionista de este documental, Agustín Tena, comenzó su trabajo de investigación en el verano de 2009, pero no fue hasta principios de 2010 cuando encontró esta pequeña joya cinematográfica en la Biblioteca del Congreso de Washington. 'La película fue adquirida por un viejo coleccionista americano, Alexander Zouhary, que la depositó allí para que no se perdiera', explicó a Público Tena, quien precisó que la productora del documental ha comprado los derechos del filme, y que ya se ha acordado que la Filmoteca Española disponga de otra copia.

El filme estaba en la Biblioteca del Congreso de Washington

El viaje de esta producción se inicia con una jovencísima Piquer en Valencia. Allí es descubierta por el maestro Penella, que convence a sus padres para llevársela a Estados Unidos, donde él iba a estrenar El gato montés en Nueva York. 'Ella iba cantando por los pasillos y los camerinos y uno de los dueños del teatro convenció al maestro Penella para que le compusiera una canción para el entreacto. Tuvo mucho éxito', recuerda. Es también en Nueva York donde conoce a DeForest, concretamente en casa de un español, y él rápidamente 'queda deslumbrado por Piquer y le pide que ruede con él'.

DeForest patentó el sistema Phonofilm, el primer dispositivo que registraba simultáneamente la imagen y el sonido en el celuloide, y perseguía la financiación para rodar un largometraje. Sin embargo, el público aún no estaba acostumbrado al sonido, y todas las puertas se le cerraron.

El director conoció a Piquer en Nueva York y 'quedó deslumbrado'

Ante esta situación, DeForest decidió hacer piezas cortas de música, con artistas de entonces conocidos. 'Su objetivo era hacer pildoritas de cine sonoro para que la gente lo fuera aceptando' y buscar 'una cosa exótica que le permitiera abrir mercados'.

La película fue exhibida varias veces en un par de cines de Nueva York, y en España, en 1927, DeForest organizó proyecciones privadas para los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia, así como para Primo de Rivera. Ese mismo año fue proyectada en un cine de Barcelona dos o tres días.

Ahora, la emisión de este documental, que incluye testimonios de Román Gubern y Luis Eduardo Aute, entre otros, no sólo viene a confirmar la existencia de la película, sino que también recupera la figura de una artista 'crucial' que, para Jorge M. Reverte, ha sido un tanto olvidada. Por eso, él reivindica su figura: 'Concha Piquer fue alguien central en la cultura popular española'.

DISPLAY CONNECTORS, SL.