Público
Público

La recuperación del sector, clave en la marcha atrás de GM

Los expertos advierten de una mejoría, pero lenta, de la industria de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las ventas de automóviles en EEUU continúan en los mínimos de los últimos 27 años, aunque la ligera subida de un 1% registrada en octubre, unida a las ganancias de Ford en el tercer trimestre y a la decisión de General Motors (GM) de no vender Opel, han insuflado cierto optimismo al sector.

La renuncia de GM a vende su división europea, Opel, a la canadiense Magna es vista como una señal de confianza en el futuro del sector y en su propia reorganización. Para el diario The New York Times, la marcha atrás de GM es un ejemplo de la estrategia 'agresiva' adoptada por el consejo de administración seleccionado por el presidente Barack Obama. De momento, no se conocen muchos detalles del reajuste de GM en Opel, porque sus directivos quieren primero contactar con los gobiernos europeos. La revista Business Week hablaba ayer del despido de hasta 10.000 trabajadores de los 25.000 que componen la plantilla de Opel, una cifra luego confirmada por directivos de la compañía a la agencia France-Presse.

En octubre se vendieron 11,2 millones de coches en todo el país, de los que 1,2 millones lo fueron dentro del plan Dinero por Chatarra, el equivalente del Renove en España. Comparado con el mismo mes del año pasado, esa cifra supone un aumento del 1% de las ventas, pero el problema es que en octubre de 2008, después de la caída de Lehman Brothers y la metástasis de la crisis financiera, las ventas cayeron un 32%, lo que hizo que el número de vehículos vendidos en un mes estuviera por debajo de los once millones por primera vez desde 1983, según datos del sector.

'A decir verdad, las cifras, desde una perspectiva histórica, no son buenas. Pero viendo de donde venimos, son ciertamente una señal positiva. Estamos atravesando lo peor y empezamos el lento camino de la recuperación', dijo Jeff Schuster, un analista del sector, a la revista Automotive News.

GM, que suspendió pagos en junio y ahora es una empresa pública, subió sus ventas un 5% en octubre, lo que supone su primera mejora en dos años; si bien desde enero hasta octubre esas ventas cayeron un 34%.

Esa señal de esperanza se une a los beneficios de 997 millones de dólares que registró la compañía Ford en el tercer trimestre de este año y que suponen sus primeras ganancias desde 2005. Sin embargo, esas ganancias proceden más de la reducción de costes, entre ellos salarios y empleos, que de la recuperación. Las ventas de Ford en el mes subieron un 3% respecto hace un año, pero en el año están un 21% por debajo de las que registró en los diez primeros meses 2008. Por eso, el presidente del sindicato United Automobile Workers, Ron Gettelfinger, subrayó que los buenos resultados de Ford 'ponen de manifiesto la contribución que han hecho los trabajadores'.

Las subida de ventas de GM y de Ford contrasta con la bajada de las de Chrysler, otra compañía que, desde la bancarrota, intenta reestructurar sus operaciones.