Público
Público

Recuperación sin empleo ni crédito

La OCDE pide retrasar el ajuste fiscal si hay desaceleración

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Aestas alturas, es posible que Zapatero, que hoy defenderá en Oslo su flamante reforma laboral, tenga ya más elementos para saber si ETA habrá consumado el abandono definitivo de las armas para las elecciones generales de marzo de 2012 que para vaticinar la evolución de la economía y, sobre todo, la tasa de desempleo.

'Sería maravilloso si pudiésemos mover el reloj adelante y ver cómo será la economía española dentro de tres años. Desgraciadamente, eso no es posible', escriben los economistas R. Antón Braun (Universidad de Tokio) y Javier Díaz-Jiménez (Escuela de Negocios del IESE), en un excelente trabajo publicado en inglés (Spain, Japan and the dangers of early fiscal tightening/España, Japón y los peligros de un ajuste fiscal prematuro) el pasado abril, cuando el Gobierno estudiaba su propio plan.

Hay un asombroso parecido entre la burbuja japonesa y la española

Con todo, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ha anticipado que llevará de tres a cuatro años recuperar los puestos de trabajo destruidos (2,5 millones) durante la gran depresión española o los diez puntos de incremento registrados en la tasa de paro. Se trata de una afirmación insostenible. No es sólo que el paro seguirá creciendo, sino que las propias proyecciones oficiales de crecimiento del PIB para los próximos tres o cuatro años indican, 'si las cosas no se tuercen', parafraseando a Corbacho, que la recuperación va a ser lo que en Estados Unidos llaman una jobless recovery (una recuperación sin empleo). Y sin crédito.

'En cambio, vamos a hacer retroceder el reloj hacia atrás y comparar la experiencia actual de España con la de Japón durante y después de la burbuja de finales de los años ochenta', afirman los dos economistas citados.

Y ¿qué les dice el retraso del reloj? Primero, el asombroso parecido entre la burbuja de activos japonesa y la burbuja española. Y, lo que aquí interesa, el programa de ajuste fiscal prematuro adoptado por Japón en 1997 provocó una recaída, y el estancamiento posterior se extendió hasta 2006. 'Aunque no hemos establecido una relación causal entre la recesión y el estancamiento que siguieron en Japón, los resultados que hemos debatido en este trabajo advierten contra una repentina restricción de la política fiscal en España en estos momentos'.

Las afirmaciones de Corbacho sobre el futuro del empleo son insostenibles

Pero Alemania y el Banco Central Europeo disponen. La semana pasada, el boletín mensual del BCE insistía en esa política. 'Una consolidación [fiscal] creíble y ambiciosa aumenta las expectativas de futuro crecimiento económico e induce reacciones económicas', una afirmación que este fin de semana el presidente del BCE ha reiterado en la reunión de banqueros centrales en Basilea.

Pero, al mismo tiempo, la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) se ha mostrado más heterodoxa, al advertir en sus nuevas previsiones dadas a conocer el pasado jueves que 'la recuperación puede estar desacelerándose más rápido de lo anticipado'. Si esos riesgos se materializan 'los países con más margen fiscal pueden también retrasar los planes de consolidación fiscal'. ¡Toma castaña!