Público
Público

Una red internacional de dinero falso pudo haber introducido 30 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La red internacional dedicada a la introducción de dinero falso en España que fue desarticulada en la operación "Margarita-Kuskus" de la Guardia Civil, llevaba 4 años actuando y, durante ese tiempo, pudo haber introducido 30 millones de euros falsos.

Así lo atestiguó hoy el jefe de área de patrimonio de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Lugo, el sargento primero Adolfo Jorge Montenegro, ya que fue en esta provincia donde se produjeron las primeras detenciones que dieron lugar a esta operación.

EL suboficial de la Guardia Civil explicó en conferencia de prensa que la "investigación en sí" se inició en Lugo, cuando el pasado mes de agosto fueron detenidos en la localidad lucense de Puebla de San Julián cuatro hombres de nacionalidad marroquí relacionados con esta trama y un quinto se dio a la fuga.

Los agentes del instituto armado les seguían la pista tras haber detectado la presencia de "numerosos" billetes falsos de 20 y 50 euros en la zona lucense de Sarria, próxima la lugar de la detención, aunque en el momento de la detención "apenas" portaban billetes, ya que quien los transporta era el que se dio a la fuga, que, supuestamente, era el cabecilla del grupo.

Fue tras estas detenciones cuando se supo que podían pertenecer a una red organizada, lo que dio lugar a una investigación "en profundidad" y permitió determinar que también se habían "colocado" billetes en otros puntos de Galicia como Lalín, Lugo capital y A Coruña.

Posteriormente se llegó a la conclusión de que los billetes procedían de Italia y que en la Comunidad de Valencia y Málaga también había dinero falso con las mismas características y una coincidencia "plena", por lo que se amplió la investigación y se contó con la colaboración de otras unidades como la del equipo contra el crimen organizado de Alicante y personal de comandancias de Málaga, Murcia y A Coruña.

Los avances en la investigación permitieron determinar que se trataba de un grupo organizado, con una persona que traía los billetes que eran de "gran calidad". "La simulación era muy perfecta e incluso para gente experta era complicado saber si eran auténticos o no", relató el suboficial.

Para dar mayor sensación de autenticidad el relieve del billete lo realizaban manualmente en España los distribuidores, para lo que utilizaban "encolante de cianocrilato", con lo que conseguían disimular una de las partes de más fácil detección del billete falso.

Este sargento explicó que hay billetes distribuidos, prácticamente, "por toda España", lo que dio lugar a existan diligencias abiertas en, al menos, 60 juzgados.

En total en Lugo se detuvieron 5 personas y en A Coruña 2, en tanto que el resto, hasta 20, fueron detenidos en Alicante, Murcia y Málaga.

La última detención en Lugo se realizó el pasado mes de noviembre en la estación de autobuses, cuando a otro marroquí le fueron incautados 1.150 euros en billetes de 20 y 50 euros, así como útiles para la manipulación y "perfeccionamiento" del dinero falso.