Público
Público

La red islamista desmantelada en Marruecos tenía vínculos con Al Qaeda, según el Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La red terrorista "Belliraj", cuyo desmantelamiento anunciaron ayer las autoridades de Marruecos, tenía vínculos con la organización Al Qaeda y pretendía asesinar a ministros y militares marroquíes, según dijo hoy el ministro del Interior, Chakib Benmusa.

Esa red islamista, de la que el martes se anunció la detención de 32 de sus miembros, "había tejido enlaces con grupos y organizaciones terroristas internacionales", entre las que el ministro citó además al Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM) y el Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC).

Benmusa compareció ante la prensa después de que las autoridades marroquíes anunciaran esta mañana que las investigaciones hechas en relación con las detenciones de los presuntos terroristas condujeron al descubrimiento de armas y municiones en Nador (norte) y Casablanca (centro del país).

Dijo que los detenidos preparaban atentados y querían asesinar a ministros y oficiales del Ejército, además de a "ciudadanos marroquíes de confesión judía".

El ministro agregó que los contactos de la red que las autoridades marroquíes dan por desmantelada con las organizaciones terroristas internacionales comenzaron en 2001 y que sus miembros participaron en actividades del GSPC en campamentos de entrenamiento en Argelia, según la agencia MAP.

Benmusa aseguró que, como resultado de las investigaciones hechas sobre las actividades del grupo terrorista, se ha averiguado que éste comenzó sus contactos con Al Qaeda en Afganistán en 2001 y que los tuvo con el GICM entre ese año y 2004 y con el GSPC en 2005.

Añadió que sus miembros recibieron adiestramiento de esas organizaciones terroristas en materia de fabricación de explosivos "a partir de productos químicos disponibles en el mercado".

Benmusa agregó que los miembros de Belliraj también intentaron organizar "entrenamientos" en centros de Hizbulá en el Líbano en el 2002.

Un comunicado de su ministerio anunció esta mañana el descubrimiento, en Casablanca y Nador, de arsenales con armas y munición, además de "artefactos pirotécnicos" y "artículos que debían servir para garantizar el anonimato de los autores de crímenes planificados" (sic).

Las autoridades marroquíes no han dado detalles de los atentados que presuntamente iban a cometer los detenidos.

El armamento descubierto consiste, según la nota oficial, en 9 fusiles "kalashnikov" y sus cargadores, 2 fusiles-ametralladoras "UZI" con 6 cargadores y un silenciador, 7 ametralladoras "Skorpio" con diez cargadores, 16 pistolas automáticas (con 19 cargadores y 5 silenciadores), además de munición, mechas y detonadores.

Entre los 32 arrestados por la Policía Judicial se encuentran el líder del grupo, Abdelkader Beliray, así como los líderes de la "Haraka de La Umma" (Movimiento para la Comunidad), Mohamed Amin Ragala y Mohamed Meruani, y el del partido "Al Badil Al Hadari" (Alternativa de Civilización), Mustafa Moatasim.

También fue detenido el corresponsal de la cadena libanesa "Al Manar" en Marruecos, Hafid Sriti, así como al saharaui Ibad Alah Maa El Ainin, integrante del marroquí Partido Justicia y Desarrollo (PJD, islamista moderado, con representación parlamentaria).

Las autoridades marroquíes afirman que el grupo de "Belliraj" obtuvo gran parte de su financiación a partir del robo cometido en la empresa de seguridad "Brinks", en Luxemburgo, en el año 2000.