Público
Público

Las redes sociales se vuelcan en la búsqueda de la desaparecida en Sevilla

Tras el apoyo en Facebook, ahora los usuarios de la web 'Tuenti' sopesan convocar una manifestación para buscar a la joven desaparecida el sábado en Sevilla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Alrededor de 500.000 personas han sido notificadas hasta las 12,30 horas de hoy a través de la página web Tuenti de la desaparición de Marta del Castillo, una joven de 17 años de la capital cuya familia no tiene noticias de su paradero desde la tarde del pasado sábado. Los usuarios de la red social sopesan convocar una manifestación que sirva para localizar a la menor.

La idea partió de una amiga de la desaparecida que decidió crear un evento para que el mayor número de usuarios posible de Tuenti tuvieran conocimiento del aspecto físico y de la ropa que llevaba Marta del Castillo cuando desapareció en la calle Argantonio del barrio Tartessos de Sevilla.

Según se explica en el evento, Marta es una chica de 17 años, de 165 centímetros de altura, que llevaba puesto pantalón vaquero, un jersey blanco con mangas rosas y una cazadora de pana color negro durante la tarde del sábado, el último día que la familia y los amigos vieron a la joven.

Los jóvenes que han sido 'invitados al evento' han planteado en diferentes comentarios la posibilidad de llevar a cabo algún tipo de concentración que le dé fuerza al caso. Fuentes familiares han señalado que, por el momento, no se han planteado esa posibilidad, si bien dijeron que 'todo es hablarlo y plantearlo'.

El Cuerpo Nacional de Policía continúa con la investigación abierta para obtener pistas que ayuden a localizar a la menor. Ya han sido los familiares y amigos los que han declarado a la Policía cómo fue el último día en el que vieron a Marta, descartándose, por parte de la familia, que la menor tuviera algún problema personal en casa.

Familiares, amigos y conocidos han comenzado, tras rastrear numerosas calles de la capital hispalense, a empapelar la ciudad con la foto de chica y a mandar correos electrónicos en el que se pide que se reenvíe el mensaje a cualquier persona que pueda aportar algún tipo de información.