Público
Público

Reducir el tiempo frente a la TV no ayudaría a niños a adelgazar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Intentar que los niños bajen de pesoreduciendo el tiempo que pasan frente al televisor o losvideojuegos no tendría demasiado impacto, según reveló unestudio canadiense.

Intervenciones diseñadas para disminuir el tiempo generaldelante de las pantallas -incluida la asesoría individual ofamiliar y el control de pantallas y currículas escolares-demostraron ser ineficaces, escribió Catherine Birken, delHospital para Niños Enfermos de Toronto.

Para el estudio, publicado en Archives of Pediatrics &Adolescent Medicine, el equipo de Birken revisó 13 estudiosamplios que involucraron a más de 3.000 niños.

Los métodos que evaluaron los estudios no lograron ayudar alos niños a bajar de peso o mirar menos televisión, añadió laexperta.

"La obesidad es un problema complejo que probablemente nova a solucionarse con una intervención particular en un puntoespecífico", dijo la autora a Reuters Health. "Eso no significaque no puede solucionarse", agregó.

Los expertos se han preocupado por décadas sobre el impactode la violencia y los contenidos sexuales de algunos programasde televisión, películas y videojuegos sobre los televidentesjóvenes, pero otro problema es que los chicos miran televisióny participan en videojuegos en lugar de jugar al aire libre.

Según el reporte, uno de cada cuatro niños en EstadosUnidos mira un promedio de cuatro horas de televisión por día.

El estudio halló algunas intervenciones exitosas con losniños muy pequeños, como la reducción en los preescolares eltiempo frente a la pantalla a unas cuatro horas semanales enpromedio.

"Es ciertamente posible enseñar a los padres a disminuir eltiempo de exposición a la pantalla en sus hijos pequeños", dijoBirken.

En tanto, muchos profesionales médicos dijeron que losresultados no los sorprenden.

"La comida es una recompensa para todos. Para los niños, eltiempo frente a la pantalla también lo es", dijo RobertKlesges, del Centro de Ciencias de la Salud de la University ofTennessee, que no trabajó en el estudio.

"Por lo tanto, no me sorprende demasiado que fracasen lasintervenciones que apuntan a reducir las dos cosas que loschicos aman", añadió.

Klesges indicó que las intervenciones duraban entre uno y24 meses y eran bastante diversas, lo que explicaría por quéresultaron ineficaces en general.

"Creo que con mucha frecuencia se están comparando manzanascon naranjas. Pienso que es prematuro concluir que lasintervenciones que apuntan al (peso) y el tiempo frente a lapantalla son ineficaces", agregó el experto.

Los padres pueden ayudar apagando el televisor durante lascomidas y "alentando fuertemente" a los chicos a participar enactividades o deportes estructurados, que los mantendránejercitando por horas.

Pero el éxito, sin importar qué método se escoja, no seráfácil, dijo Birken. "Es muy difícil cambiar conductas",explicó.