Público
Público

La reelección del presidente del COI y la admisión del golf y el rugby, también en la agenda de Copenhague

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La elección de la sede de los Juegos Olímpicos de 2016 es la decisión más esperada, pero no la única de importancia que tomará el COI en sus nueve días de reuniones en Copenhague, a partir del próximo jueves.

La reelección del belga Jacques Rogge como presidente, la renovación de cargos ejecutivos, la admisión de nuevos miembros y la inclusión del golf y el rugby en el programa de los Juegos son los otros asuntos de peso que debatirá durante las dos próximas semanas la asamblea olímpica, convocada también a un Congreso para analizar el papel del olimpismo en la sociedad.

Tras las recepciones oficiales del jueves, la 121 Sesión del COI comenzará sus trabajos el viernes con el plato fuerte del menú: la elección de la ciudad organizadora de los Juegos de 2016.

Madrid, Río de Janeiro, Tokio y Chicago son las cuatro aspirantes, en una competición que parte sin una clara favorita y que, según todos los pronósticos, incluido el del presidente Rogge, puede decidirse por un par de votos.

Para Madrid es el segundo intento consecutivo, después de su tercera posición en la elección de los Juegos de 2012. Río optó a los de 2004 y 2012, aunque nunca llegó a la elección final. Tokio organizó los Juegos de 1964 y no ha sido candidata desde entonces, y en el caso de Chicago hay que volver la vista hasta 1956 para encontrar su última candidatura.

Dos jefes de Estado, el Rey Juan Carlos y el presidente Lula da Silva, viajarán a Copenhague para dar su apoyo a los proyectos de Madrid y Río de Janeiro, respectivamente. La esperada presencia de Barack Obama, aunque no descartada al ciento por ciento, parece improbable toda vez que será su mujer, Michelle Obama, quien encabezará la delegación de Chicago. Tokio acaba de recibir el 'sí' del nuevo primer ministro japonés, Yukio Hatoyama.

Tras la jornada electoral, el COI hará un paréntesis en su Sesión para celebrar el XII Congreso Olímpico, el primero desde 1994, que pretende trazar las líneas del futuro del olimpismo. Los deportistas, los Juegos Olímpicos, la estructura del Movimiento Olímpico, Olimpismo y juventud y la revolución digital son los cinco temas de debate, entre el 3 y el 5 de octubre.

Tras una jornada de descanso comenzará el día 7 la segunda parte de la Sesión, con los informes de los comités organizadores de los próximos Juegos de Verano, de Invierno y de la Juventud. El día 8 se reserva para las comisiones de trabajo del COI.

El viernes 9 los miembros del COI tendrán que hacer buen uso de los dispositivos de votación para tomar más de una docena de decisiones.

La primera, la reelección de Jacques Rogge como presidente, tiene poco misterio. Es candidato único y se espera un respaldo casi unánime a su continuidad hasta 2013, cuando por fuerza debe agotar su mandato. Las reglas del COI permiten un primer plazo de ocho años, que Rogge cumple ahora, renovable sólo por cuatro más.

Un tercio de los miembros del COI, entre los que figura el español Juan Antonio Samaranch, debe someter luego a votación su permanencia en el organismo, como es preceptivo cada ocho años. Tampoco aquí se esperan cambios.

Tocará luego renovar la Ejecutiva del COI. El griego Lambis Nikolau y el japonés Chiharu Igaya cumplen mandato como vicepresidentes; Ser Miang Ng acaba su plazo como miembro de la Ejecutiva y él mismo podría optar a ocupar una de las vicepresidencias vacantes.

Otros aspirantes a entrar en el órgano de gobierno del COI son el británico Craig Reedie, el irlandés Patrick Hickey y el australiano John Coates, pero se admiten candidaturas hasta el día anterior.

La asamblea debe dar también su visto bueno a la entrada de seis nuevos miembros del COI. Pese a los esfuerzos del organismo por equilibrar el número de hombres y mujeres en sus estructuras, cinco de los candidatos son hombres.

El príncipe Federico de Dinamarca; los presidentes de los Comités Olímpicos de Santa Lucía, Richard Peterkin, y Nigeria, Habu Ahmed Gumel; el vicepresidente del de Oman, Habib Abdul Nabi Macki; el presiente de la Federación Internacional de Vela, el sueco Goran Petersson; y la presidenta de la Federación de Fútbol de Burundi, Lydia Nsekera, forman la lista.

La asamblea tiene, por último, que revisar el programa deportivo olímpico, como es su obligación cada cuatro años. Primero debe votar por la continuidad en 2016 de los 26 deportes que forman el programa de los Juegos de Londres 2012. Y después ha de pronunciarse sobre la admisión, también para 2016, de dos nuevos deportes, el golf y el rugby a siete.

Estas dos disciplina fueron propuestas por la Ejecutiva después de examinar una relación de siete aspirantes que completaban el kárate, el squash, el béisbol, el sóftbol y el patinaje.

El golf fue olímpico por última vez en 1904 y propone ahora un torneo con 60 participantes masculinos y 60 femeninos. El rugby también estuvo ya en los Juegos, aunque en su modalidad de 15 jugadores, hasta 1924. Ahora ofrece sendos torneos de hombres y mujeres con doce equipos cada uno. Salvo complicaciones inesperadas, los dos deportes estarán en los Juegos de 2016, donde quiera que se celebren.