Público
Público

"Los referéndum servirán para ampliar la conciencia de los catalanes"

El alcalde de Frontanyà, que hoy celebra una consulta independentista, responde a Zapatero que "la llama se extenderá"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El alcalde de Sant Jaume de Frontanyà (Barcelona), Ramon Vilalta, afirmó hoy en respuesta al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que 'la llama del independentismo se extenderá' a partir de las consultas soberanistas que comenzaron hoy en esta localidad, la más pequeña de Cataluña con 24 habitantes, y que mañana convocarán a más de 700.000 personas en 166 municipios catalanes.

Vilalta aseguró que los referéndum servirán para 'ampliar la conciencia' de los catalanes, y expresó su deseo de que las votaciones sirvan para impulsar una consulta vinculante sobre la independencia de Cataluña en el futuro. Ayer, Zapatero opinó que las consultas objetivamente no van a ningún sitio.

El alcalde, que espera una participación mayoritaria en el referéndum, todavía no había votado a las 11.00 horas, debido a la gran afluencia de gente que la expectación por la consulta ha llevado a la fonda que regenta. 'Estoy esperando un momento de respiro', afirmó.

Vilalta explicó que a las ocho y media de la mañana se reunió en la planta baja del Ayuntamiento con la presidenta y los dos vocales de la mesa electoral para instalar las urnas, tras lo que tuvo que ocuparse de sus animales y su negocio.

La primera persona en votar esta mañana fue la concejal de Turismo de la localidad, Maria Pérez, quien hizo una llamada a la participación ciudadana. 'Animaría a la gente a que vote indepenientemente de su voto. Y si puede ser, que voten que sí', declaró Pérez a los medios, y aseguró que cuanta más gente participe 'más presión se hará a los otros políticos'.

En Sant Jaume de Frontanyà hay censadas 24 personas, de las cuales 21 tienen hoy derecho a voto -las otras tres son menores-, y durante esta semana el Ayuntamiento recibió ya tres votos por correo. La votación se realiza en una sala del Consistorio que normalmente se utiliza como biblioteca, sala de conferencias, y en la que los vecinos suelen reunirse para ver partidos de fútbol, explicó el alcalde.

El alcalde afirmó que la mayoría del pueblo habrá votado a las 12 horas, aunque advirtió de que unos vecinos ya avisaron de que no podrán hacerlo hasta la tarde. La sala municipal donde se efectúa la consulta cerrará a las 18.00 horas.