Publicado: 09.12.2013 12:03 |Actualizado: 09.12.2013 12:03

La reforma fiscal entrará en vigor "de forma escalonada" entre 2014 y 2017

El Ejecutivo pretende elevar unos 10.000 millones la recaudación del Impuesto de Sociedades

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La reforma fiscal entrará en vigor "de forma escalonada" entre los años 2014 y 2017, y en el caso concreto  del IRPF, la intención del Gobierno es que se aplique ya en 2015. Así lo confirmó este lunes el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre.

Durante su participación en el Foro Cinco Días, Ferre señaló que uno de los elementos que debe tener en cuenta la reforma fiscal son los plazos de su entrada en vigor en función de lo que digan los expertos y también de la situación de la economía española y de los objetivos de cumplimiento del déficit.

Así, dijo que unos aspectos entrarán en vigor "en 2015, otros en 2016 y otros en 2017", que se sumaran a lo ya anunciado por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien ya adelantó que parte de esta reforma fiscal se pondrá en marcha ya en 2014.

En el caso concreto de si Hacienda está pensando en eliminar la deducción por vivienda en el IRPF para los que aún se la aplican —se suprimió a partir del 1 de enero de este año— Ferre quiso dejar claro que la reforma fiscal "no perjudicará los derechos adquiridos de las personas que ya están disfrutando de esta deducción".

Además, dijo que se rebajarán ciertos tipos del IRPF, que ahora son "altos", porque la intención del Gobierno es devolver la mayor renta disponible a los españoles para que así se puede reactivar la demanda interna y, con ello, la actividad económica.

"No tiene mucho sentido eliminarla de forma brusca y sin ninguna alterntiva", subrayó Ferre, quien tampoco se mostró partidario de modificar el IVA en la reforma fiscal, dado que, según dijo, el impuesto debe ir ampliando sus bases imponibles de acuerdo a la mejora general de la economía española, sin necesidad de subir los tipos.

Aunque afirmó que "el futuro del IVA no está escrito" y que los expertos independientes que elaborarán su propuesta tendrán que analizar este impuesto, sí afirmó que la apuesta de Hacienda es ensanchar las bases imponibles del tributo "más que tocar" los tipos nominales del mismo.

El Gobierno ya ha anunciado que se rebajarán ciertos tipos del IRPF, que ahora son "altos"

Lo que también abordará la reforma fiscal, según Ferre, es el Impuesto de Sociedades, dado que, en su opinión, el tributo cuenta con una serie de deducciones que "son una forma de agujerear la base imponible" del mismo, por lo que apostó por que su recaudación en términos de PIB pase del 1,6% actual a entre el 2,5% y el 2,7%, es decir, unos 10.000 millones de euros más.

En este sentido, dijo que no hay ningún país del mundo desarrollado que por este impuesto recaude tan poco en términos de PIB, por lo que afirmó que la reforma fiscal debe permitir que el Impuesto de Sociedades tenga una mayor aportación al total de los ingresos impositivos, como así ha empezado a hacer ya el Ministerio de Hacienda suavizando algunas deducciones como la libertad de amortización.

De hecho, apuntó que en 2011 este impuesto recaudó 16.000 millones de euros y que para 2014 está prevista una recaudación de 22.000 millones de euros, más cerca de ese 2,5% del PIB al que se pretende llegar con la reforma fiscal.

Por último, aseguró que la reforma deberá estudiar cómo mejorar los estímulos fiscales al ahorro a largo plazo. "Tenemos las deducciones por planes de pensiones, pero aún queda camino por recorrer y debemos apostar por líneas de trabajo para que haya un premio fiscal al ahorro a largo plazo", subrayó.