Público
Público

La reforma laboral no reducirá los derechos de los trabajadores

La vicepresidenta segunda del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, señala que implicará la "reducción de costes laborales"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La vicepresidenta segunda del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha asegurado que la reforma laboral que sacará el Gobierno por decreto será 'sustancial y ambiciosa', implicará la 'reducción de costes laborales' y, en 'ningún caso', supondrá una merma de los derechos de los trabajadores.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, De la Vega ha subrayado que, pese al fracaso de los agentes sociales por consensuar la reforma,  el Gobierno se compromete a seguir hablando con ellos y a escuchar sus demandas.  'Toca seguir gobernando', ha señalado.

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho ha preferido no opinar sobre quién ha sido el responsable del fracaso de las negociaciones entre el Gobierno y los agentes sociales. Corbacho tiene la vista puesta ahora, ha dicho,  en conseguir mayor apoyo político posible' al documento de reforma del Gobierno.

'Que nadie espere que con la reforma laboral se va a resolver la crisis ni el desempleo', ha asegurado el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Esta reforma va a ir encaminada, según el ministro, a la flexibilidad y a corregir la dualidad del mercado laboral. 'Flexibilidad no quiere decir precariedad', ha aclarado Corbacho, que ha defendido la flexibilización de los horarios de trabajo.

Sin embargo, el ministro asegura que las empresas necesitan un proceso de 'adaptación' por la 'economía cambiante, competitiva y globalizada' para aplicar la flexibilización que pretende el Ejecutivo y que tiene como objetivo final 'lograr el mantenimiento de puestos de trabajo'. 'Las medidas de flexibilidad buscan evitar que se produzca el despido, que es el último eslabón de la cadena. Cuando hay que acudir a él, las causas han de estar definidas', ha añadido.

Una de esas causas, ha dicho el ministro, puede ser que una empresa se encuentre en un período largo de pérdidas, 'por ejemplo, seis meses'. 'En ese caso sí sería una causa justificada para reducir plantilla', ha apuntado.

En referencia a la dualización del mercado laboral, Corbacho se ha referido a la excesiva temporalidad que existe entre quienes buscan un empleo, que asciende 'al 92%'. 'Lo que pretendemos es conseguir contratos fijos y de fomento' que permitan 'conciliar seguridad jurídica para el empresario y garantías al trabajador para que tenga una relación laboral estable'. La idea del Gobierno es 'ir caminando de la precariedad y la temporalidad a la contratación más estable'. Corbacho ha aprovechado para apostar por el contrato de fomento 'en su máxima extensión posible'.

De la Vega ha informado que el pleno del Congreso debatirá el 22 de junio por la tarde la convalidación del decreto con la reforma laboral que el Gobierno tiene previsto aprobar en cinco días.

La vicepresidenta primera ha recordado que la mesa y la junta de portavoces de la Cámara Baja ya han discutido esa cuestión, y ha asegurado que el Gobierno pondrá todo el esfuerzo para conseguir antes de ese día el más amplio consenso político en relación a la reforma.

Por ello, De la Vega ha apuntado que el Ejecutivo está dispuesto a recibir aportaciones de todos los grupos políticos y añadió que las únicas 'líneas rojas' del debate serán las que 'rompan la filosofía de la reforma laboral'.