Público
Público

La reforma laboral vuelve a escena

CCOO y UGT creen posible un nuevo Diálogo Social, aunque lo supeditan a la negociación colectiva

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las relaciones de los agentes sociales entran en una fase de mayor entendimiento. Ayer, los sindicatos aceptaron hablar con la patronal de 'eventuales reformas laborales', aunque las vincularon a un acuerdo de negociación colectiva para el próximo trienio y puntualizaron que no consentirán recortes en los derechos de los trabajadores.

El cambio de actitud de CCOO y UGT es llamativo, porque hace cuatro meses rechazaban tajantemente una eventual reforma laboral. De hecho, la insistencia de CEOE en abordar el tema fue uno de los motivos que hicieron saltar por los aires el Diálogo Social.

El pacto plurianual de los convenios podría cerrarse en semanas

Hasta hace apenas una semana, las conversaciones entre los interlocutores sociales seguían tensas. Aunque habían mantenido varias reuniones para intentar desbloquear la negociación colectiva, no fue hasta el jueves 29 de octubre cuando los sindicatos afirmaron que la situación estaba reconduciéndose después de que la patronal se comprometiera a entregarles un documento que garantizaría el cumplimiento de los convenios ya firmados. Ayer, los secretarios generales de Comisiones Obreras (Ignacio Fernández Toxo) y UGT (Cándido Méndez) dieron una rueda de prensa para ofrecer a la patronal un acuerdo tripartito sobre la negociación colectiva y consideraron 'altamente probable' desbloquear los convenios de este año 'en la próxima semana o la siguiente'.

El pacto trianual, que podría firmarse en las próximas semanas y entraría en vigor en 2010, tendría tres ejes: el mantenimiento del empleo; la acomodación de los salarios al ciclo económico, con una horquilla de aumentos de entre el 1% y el 2% y cláusulas de revisión que aseguren el poder adquisitivo, y la moderación de los beneficios empresariales.

De cerrar ese acuerdo plurianual, Toxo y Méndez afirmaron que se daría un nuevo paso para restituir el Diálogo Social. Antes hace falta restaurar la confianza en las relaciones entre sindicatos y empresarios, y el mejor modo, en su opinión, es el de cumplir los convenios de 2009 y llegar a un acuerdo para la negociación colectiva de los próximos tres años.

Toxo y Méndez no están dispuestos a tocar los despidos ni la contratación

Los dirigentes sindicales definieron ese futuro acuerdo como una 'buena oportunidad' para que el Diálogo Social entre en una 'nueva senda'. Y en esa nueva senda, Toxo y Méndez creen que podría abrirse una negociación para acometer 'eventuales' reformas laborales. Como ya han reiterado en otras ocasiones, no están dispuestos a reformar el Estatuto de los Trabajadores en temas como la contratación o el despido, pero sí quieren negociar la reforma de la negociación colectiva y de las mutuas.

Toxo declaró que ésas serían dos reformas 'de calado', que ofrecerían mejores resultados que aquéllas donde sindicatos y empresarios acaban 'encallándose'. En la misma línea se expresó Méndez, que dejó claro que una reforma no tiene por qué ser sinónimo de un recorte.

La vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega indicó ayer que el Gobierno está dispuesto a recuperar el Diálogo Social una vez que los interlocutores sociales lleguen a un acuerdo de negociación colectiva. La previsión de que se vaya a cerrar de manera inminente 'nos produce una gran alegría', subrayó, porque se 'abre una expectativa en positivo' para que en el futuro sea posible un acuerdo que también incluya al Ejecutivo.