Público
Público

La reforma de la ley del aborto afronta hoy el último debate en el Senado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La reforma de la Ley del Aborto afronta hoy el último debate en el Senado, donde se someterán a votación las tres propuestas de veto y de las 88 enmiendas parciales que han presentado los diferentes grupos parlamentarios.

Por el PSOE intervendrá en el debate la senadora y secretaria de Organización del partido, Leire Pajín, mientras que por parte del PP lo hará Carmen Dueñas, portavoz de este grupo en la Comisión de Igualdad del Senado.

Antes de llegar al pleno, la Comisión de Igualdad del Senado ya ha rechazado los tres vetos presentados al proyecto de Ley de Reproducción Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo.

El proyecto contó en esa comisión con los apoyos del PSOE, Entesa Catalana Progrés (PSC-ERC-ICV), PNV, del senador independiente Francisco Javier Tuñón por parte del Grupo Mixto, y de la senadora de Convergencia (CDC-CiU) Monstserrat Candini, quien votó en contra de los vetos del PP y UPN de devolver el texto al Gobierno pero se abstuvo en la de su compañero de Unió.

El PP mantiene su propuesta de veto al considerar que la reforma nace sin consenso, que no respeta la doctrina consolidada del Tribunal Constitucional y que abre una "innecesaria polémica social".

Los 'populares' hacen referencia también a las críticas incluidas en los dictámenes de los Consejos Fiscal y de Estado, así como al hecho de que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), por primera vez en su historia, "haya sido incapaz de emitir su dictamen por falta de consenso".

Entre sus enmiendas parciales, el PP pide que se establezca un periodo de reflexión mínimo de diez días para que la embarazada ratifique su consentimiento al aborto, y que el Gobierno haga un Plan de Apoyo a la Maternidad.

Por su parte, CiU defiende en sus enmiendas que se amplíe el plazo de interrupción del embarazo desde las catorce semanas aprobadas por el Congreso a dieciséis, y pide que a la mujer que quiera abortar se le proporcione información de forma verbal, además de por escrito y en sobre cerrado.

Tras su paso por el Senado, el texto se deberá ratificar en el Pleno del Congreso para su aprobación definitiva, seguramente en marzo, y la nueva ley entraría en vigor a los cuatro meses de ser publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

En vísperas del debate en el Senado, la organización Derecho a Vivir ha pedido que el senador del PSE-PSOE Roberto Lertxundi Barañano no participe en la votación, por tener "intereses directos en la industria abortista".

Lertxundi, informa esta plataforma -cuyos representantes han vuelto a concentrarse en las inmediaciones del Senado-, es el fundador y presidente de la Clínica Euskalduna, ubicada en el País Vasco y en la que se practica la interrupción voluntaria del embarazo.

La portavoz del PSOE en el Senado, Carmela Silva, ha recalcado que su grupo está "absolutamente orgulloso" de la trayectoria de "todos y cada uno" de sus senadores y ha añadido que cualquier cuestionamiento a su derecho constitucional a ejercer el voto "habla por sí mismo de quienes lo proponen".

Silva ha señalado que la nueva ley del Aborto profundiza en los derechos de toda la sociedad y "nos hace más europeos" y se ha mostrado convencida de que sumará "muchos apoyos" en el Senado.

Ha acusado a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, de "falta de valentía política" por no defender ante la Cámara Alta el veto de su grupo al proyecto de ley y ha criticado su "actitud hipócrita" por haber encabezado la manifestación contra el aborto en la calle y no mantener esa postura siendo la ponente del PP en el Senado.

Por contra, Silva ha resaltado que el PSOE ha decidido que su "máxima dirigente", la secretaria de Organización y senadora, Leire Pajín, defienda la postura de su grupo ante el pleno, y ha asegurado que el Senado "dará una lección de diálogo y de acuerdo".