Público
Público

Se refuerzan las medidas de seguridad ante la tensa situación en Kosovo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La fuerza militar KFOR -liderada por la OTAN-, la policía local y la internacional han reforzado sus medidas de seguridad tras los últimos incidentes provocados por los serbios de Kosovo, que el pasado domingo declaró unilateralmente su independencia de Serbia.

Los helicópteros de KFOR sobrevolaron hoy el cielo de Mitrovica, ciudad dividida entre la etnia serbia y la albanesa que la habitan y que durante esta semana ha sido escenario de varios incidentes.

La policía local cerró hoy varios pasos fronterizos entre Kosovo y Serbia como medida de prevención contra manifestantes radicales serbios que podrían entrar en Kosovo para participar en una manifestación organizada en Mitrovica.

Durante esa protesta, los serbios atacaron hoy a la policía kosovar con piedras y petardos, pero sin causar víctimas.

En esta región norteña de Kosovo, contigua a Serbia, ha aumentado el número de patrullas de soldados y tanques de la KFOR que vigilan la zona, informó hoy un testigo a EFE.

La KFOR, que mantiene desplegadas en Kosovo unas 17.000 tropas de 35 países, ha expresado su determinación de no tolerar la violencia, cualquiera que sea su procedencia.

"Estamos dispuestos a hacer frente a cualquier situación", declaró a EFE Bertrand Bonneau, portavoz de la KFOR.

Un grupo de soldados checos ayudaron ayer a las fuerzas especiales de la policía kosovar a rechazar un intento de unos 200 manifestantes serbios, entre los que había antiguos reservistas del ejército serbio, de adentrarse en el territorio kosovar en el paso fronterizo de Merdare.

Los soldados de la KFOR tomaron el pasado martes el control provisional de dos pasos fronterizos que fueron destruidos por un grupo de manifestantes serbios.

Pese a estos incidentes producidos en el norte de Kosovo, el primer ministro albanokosovar, Hashim Thaci afirmó a los kosovares hoy que "la integridad territorial está protegida, garantizada por la policía y las tropas de la KFOR" y que Kosovo no será dividido.

Thaci hizo estas declaraciones en una rueda de prensa conjunta con el nuevo jefe de la misión de la Unión Europea (UE), Peter Faith, quien reafirmó su decisión de extender la presencia europea también al norte de Mitrovica, controlada hasta ahora por Serbia.

En Kosovo se espera la llegada de la misión de la Unión Europea que, con casi dos mil policías y jueces, deberá reemplazar a la misión de Naciones Unidas, UNMIK, que ha administrado la ex provincia serbia desde el año 1999.

Thaci criticó hoy que la violencia desatada el jueves en Belgrado, que se saldó con un muerto y varias decenas de heridos, así como daños materiales a embajadas de países que han reconocido la soberanía de Kosovo, a comercios y restaurantes occidentales, "no son sólo un rechazo contra la independencia de Kosovo, sino contra todo el mundo democrático".

De acuerdo a la declaración de independencia promulgada el 17 de febrero por el Parlamento de Pristina, la soberanía de Kosovo será supervisada por la misión civil de la UE, EULEX, de acuerdo con las disposiciones previstas en el plan del ex mediador de la ONU Martti Ahtisaari, donde se estipula que Kosovo es un caso único y no puede crear precedentes para otros conflictos.