Público
Público

Refuerzan la seguridad de una emisora venezolana calificada como "objetivo de la revolución"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La policía reforzó hoy la seguridad de una emisora privada de televisión identificada con la oposición al presidente Hugo Chávez, luego de que una dirigente afín a la gestión gubernamental dijera que el canal es "objetivo de la revolución".

"O Globovisión baja el pico o el pueblo soberano procederá contra Globovisión con las acciones que consideremos pertinentes", porque la emisora "es objetivo de la revolución", dijo la dirigente Lina Ron, de la comisión que prepara la fundación del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que eligió a Chávez como su presidente.

La declaración de Ron se produjo durante la ocupación que lideró horas antes de la sede del Arzobispado de Caracas, durante la cual exigió al Gobierno el cese de "la represión" contra organizaciones populares aparentemente vinculadas al atentado con explosivos del pasado domingo contra la sede del gremio empresarial Fedecámaras.

Tras el atentado, en el que murió la persona que instalaba la bomba, identificada como Héctor Serrano, miembro -según Ron- de los colectivos populares que apoyan al presidente Hugo Chávez, las autoridades han efectuado allanamientos en barriadas de Caracas contra grupos que las autoridades han tildado de "anarquistas".

Aunque dijo no avalar el atentado, Ron manifestó que reivindicaba "como un mártir al comandante Héctor Serrano", arremetió contra la jerarquía católica, Fedecámaras y otros sectores a los que acusó de querer derrocar a quien llama "el comandante Chávez".

"Con el comandante todo; sin el comandante, plomo" (balas), amenazó Ron.

Globovisión pidió que se actúe en contra de la dirigente por "hechos punibles sancionados por la legislación penal; entre otros, instigación a delinquir y apología del delito, los cuales conllevan penas de prisión y presidio", alertó en un comunicado.

Lo dicho por Ron, agregó la emisora, "pone en riesgo la vida e integridad física de un número indeterminado de personas", por lo que "el Ministerio Público, en ejercicio de las atribuciones que el marco legal venezolano le impone, debe iniciar de inmediato y con carácter de urgencia la investigación correspondiente".

El cardenal Jorge Urosa remarcó a su vez, en declaraciones a la misma emisora amenazada, que "esta escalada de violencia debe cesar" y que "eso le corresponde al Gobierno", al que "se le están saliendo las cosas de las manos", dijo y pidió "cordura y serenidad".