Público
Público

La "refundación" de Haití tardará unos 20 años, según su ministro de Turismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La "refundación" de Haití tardará por lo menos 20 años, según afirmó hoy su ministro de Turismo, Patrick Delatour, enviado especial del Gobierno haitiano a la asamblea anual del Club de Madrid, que hoy celebró en la capital española una sesión especial dedicada a la reconstrucción y el desarrollo democrático de ese país.

Estaba previsto que fuera el actual primer ministro de Haití, Jean Max Bellerive, el que acudiera a la cita con dicha organización internacional, compuesta por más de 70 jefes de Estado y de Gobierno de 50 países, pero la epidemia de cólera y la amenaza del huracán "Tomas" sobre las costas haitianas lo impidió finalmente.

En su lugar, Delatour analizó junto a 30 miembros del Club de Madrid la complicada situación que su país afronta desde el terremoto del pasado 12 de enero, que acabó con la vida de más de 220.000 personas y destruyó la mayor parte de sus infraestructuras.

La reunión sirvió además para poner sobre la mesa la incertidumbre que despierta en la comunidad internacional la celebración de unas elecciones, el próximo 28 de noviembre, sobre las que planea la pasada desconfianza en el proceso político y en los sucesivos gobiernos.

Según Delatour, Haití "está dispuesto a superar" esos lastres en en los próximos comicios y para ello, dijo en rueda de prensa, "invitamos a quien quiera a seguirlos, para que no quede dudas sobre su proceso y su legitimidad".

Asesorar al actual Ejecutivo haitiano para solventar de manera eficaz el proceso electoral será función, entre otros organismos, del Club de Madrid, que desde hace meses ofrece "conocimientos, sabiduría y experiencia" a las instituciones del país caribeño.

Su presidente, Wim Kok, ex primer ministro de los Países bajos, aseguró hoy que la intención de la organización que dirige es alcanzar unas elecciones "justas, equitativas y libres".

"No hay desarrollo que sea bueno si las instituciones no funcionan, por eso queremos comportarnos como asesores y expertos", puntualizó Kok.

Pese a las dramáticas consecuencias del terremoto, las enfermedades y las embestidas climáticas, Haití enfrenta su "refundación" con optimismo, porque "el nuevo gobierno no empezará de cero", señaló Delatour.

El nuevo equipo gubernamental, "sea el que sea", deberá, en todo caso, apostar por la "continuidad en las acciones que se están llevando a cabo para la reconstrucción".

"Durante los próximos cinco años se tendrán que establecer prioridades, y consultar al pueblo para elaborar en conjunto un programa de reconstrucción es la principal", subrayó el ministro.

En ese sentido, el presidente del Club de Madrid destacó la "responsabilidad" de los haitianos en la construcción de un nuevo Haití, y recordó que "todavía queda mucho camino para establecer allí un estado de derecho".

De igual manera Delatour incidió en la intención de su país de "incorporarse al club democrático", y señaló que necesita "una nueva marca y más comunicación".

Respecto a las donaciones que Haití recibió con carácter de urgencia tras el terremoto, explicó que el Gobierno ha creado una "estructura", cogestionada por la comunidad internacional, para dar salida a la ayuda y acabar así con "la percepción de corrupción" existente.

El ministro haitiano destacó la rápida reacción que el Ministerio de Sanidad de su país, en colaboración con las ONG, ha tenido ante la amenaza de cólera, "lo que demuestra que el sector sanitario es uno de los que mejor se está coordinando".

"El mundo no sabe mucho de nuestra situación real. El Gobierno ha tratado de tener políticas creíbles que deberían ser más valoradas", dijo.

Después de enviar dos misiones, en junio y en septiembre de este año, para supervisar el entorno electoral, el Club de Madrid visitará Haití de nuevo una vez pasados los comicios.

Entonces se comprobará si las nuevas instituciones, "legítimas y eficientes", funcionan.

La reunión internacional celebrada hoy en la capital española contó también con Alexandre Abrantes, enviado especial del Banco Mundial a Haití, y Espen Rikter-Svendsen, embajador enviado especial de Noruega al país caribeño, como invitados.

En el encuentro participaron además, entre otros ex mandatarios, el francés Lionel Jospin, Vicente Fox (México), Noel James Patterson (Jamaica), Mary Robinson (Irlanda) y Petre Roman (Rumanía).

DISPLAY CONNECTORS, SL.