Público
Público

El régimen de facto invita sin éxito a Zelaya a integrar un gabinete de unidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El régimen de facto de Honduras que preside Roberto Micheletti invitó hoy al depuesto presidente, Manuel Zelaya, a que integre un "Gobierno de reconciliación y unidad nacional" en el marco del Acuerdo Tegucigalpa-San José, pero éste rechazó la propuesta.

La invitación fue girada por el ministro de la Presidencia de Micheletti, Rafael Pineda.

El funcionario indicó a periodistas que se hizo llegar una misiva para integrar el Gabinete de unidad a los presidentes de los cinco partidos políticos legalmente inscritos en el país y a la Unión Cívica Democrática (UCD), que aglutina a diversos sectores sociales y apoya al Gobierno de facto.

Pineda indicó que se ha invitado a los distintos sectores para que cada uno envíe a la Casa Presidencial una nómina de diez ciudadanos "con capacidad y méritos suficientes" para que Micheletti pueda seleccionar el "Gabinete de reconciliación y unidad nacional".

La invitación se ha hecho "en el más puro espíritu del Acuerdo Tegucigalpa-San José", enfatizó Pineda, quien cree que el Gabinete podría instalarse en los próximos días.

"Si no pudiese integrarse, también este Gobierno tiene la responsabilidad y el compromiso de ir hasta el 27 de enero (de 2010) y hacer entrega pública del Gobierno al próximo presidente", que asumirá en esa fecha, puntualizó.

El virtual presidente electo de Honduras, a la espera de que se validen los resultado de las elecciones del 29 de noviembre pasado, es Porfirio Lobo, del opositor Partido Nacional.

La invitación de Micheletti fue rechazada por Zelaya, dijo a Efe el asesor y portavoz del derrocado presidente, Rasel Tomé.

"El presidente Zelaya ha reiterado que nunca avalará al régimen golpista de Micheletti y que no está enviando ninguna lista a nadie", agregó.

"El pueblo eligió presidente a Manuel Zelaya, a Micheletti nadie lo ha elegido", enfatizó Tomé.

Pineda no dijo en qué fecha deberán estar listas las nóminas de candidatos a integrar el "Gobierno de reconciliación y unidad nacional".

El Acuerdo Tegucigalpa-San José establecía la instalación de un Gobierno de unidad el 5 de noviembre pasado, pero no se integró porque tanto Micheletti como Zelaya querían presidirlo.

Ante la falta de entendimiento en ese punto, Micheletti conformó un Gobierno de unidad sin ningún representante de Zelaya, quien dio por fracasado el Acuerdo Tegucigalpa-San José el 7 de noviembre.