Publicado: 11.07.2014 13:10 |Actualizado: 11.07.2014 13:10

El regulador bursátil luso levanta la suspensión del Banco Espírito Santo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Comisión del Mercado de Valores (CMVM) portuguesa anunció hoy el levantamiento de la suspensión del Banco Espírito Santo (BES), una vez la entidad publicó "información relevante" sobre su situación financiera.

El regulador bursátil luso permitió así que la entidad volviese a cotizar en el principal índice de la Bolsa de Lisboa, el PSI-20, 24 horas después de suspenderla debido a las crecientes dudas existentes en el mercado. El BES precisó en un comunicado divulgado hoy que su exposición al Grupo Espírito Santo -del que forma parte- alcanza los 1.180 millones de euros, y garantizó que cuenta con un colchón financiero suficiente para compensar hipotéticas pérdidas y mantener sus rátios de capital en los niveles exigidos.

Nada más regresar al parqué, sus títulos se dispararon por encima del 12%, aunque en pocos minutos la tendencia se invirtió y regresó al terreno negativo, una prueba más de la marcada inestabilidad de la que es presa el mercado de capitales lisboeta estos días. Para intentar evitarlo, la CMVM optó por prohibir temporalmente la venta al descubierto de acciones del BES, un tipo de operación que se basa en apostar a la caída del valor. Concretamente, los inversores adquieren prestados unos títulos -a cambio de una comisión- cuyo precio creen que va a bajar, los venden y esperan a que se devalúen. En ese momento, los vuelven a comprar a un coste menor y de esta forma obtienen una plusvalía.

Los títulos del BES retrocedían este jueves, antes de ser suspendidos, más de un 16%, y su precio ha caído a menos de la mitad sólo en el últimos mes. La crisis en torno al Grupo Espírito Santo afectó tanto a la Bolsa de Lisboa como a los principales mercados europeos, e incluso provocó un aumento de la presión sobre la deuda soberana de Portugal. Tanto el banco central como el primer ministro luso, Pedro Passos Coelho, enviaron hoy un mensaje de tranquilidad a los clientes de la entidad y garantizaron que no está en riesgo el sistema financiero del país.

El supervisor financiero de Portugal confirmó hoy que el Banco Espírito Santo (BES) cuenta con un remanente de capital suficiente para compensar las pérdidas potenciales que podrían derivarse de su exposición al grupo del que forma parte. Así lo señaló el banco central luso en un comunicado, publicado pocas horas después de que la entidad precisase al mercado que su exposición al Grupo Espírito Santo es de 1.180 millones de euros, y que gracias a sus aumentos de capital cuenta con un "colchón" financiero de 2.100 millones de euros.

"Ante el comportamiento adverso del mercado nacional debido a la incertidumbre latente sobre la situación financiera del BES, el Banco de Portugal aclara que, teniendo en cuenta la información de la entidad y su auditor externo, ésta posee un montante de capital suficiente para encajar hipotéticos impactos negativos por su exposición al Grupo Espírito Santo", reza el texto. Los responsables del supervisor aseguraron, además, que la entidad cumpliría con los ratios de capital mínimos exigidos por ley incluso en el caso de que alguna de las empresas que forman parte de ese conglomerado entre en incumplimiento.

Desde el banco central luso recordaron que la delicada situación por la que atraviesa la parte no financiera del Grupo Espírito Santo fue detectada en una auditoría realizada a instancias suyas por un organismo independiente, y que debido a este hallazgo, fueron "tomadas varias medidas destinadas a salvaguardar la posición financiera del BES". "No existen motivos que comprometan la seguridad de los fondos depositados en el banco, por lo que sus clientes pueden estar tranquilos", insistieron. La crisis que atraviesa el Grupo Espírito Santo vivió ayer un nuevo capítulo y la incertidumbre en torno a él acabó por contagiar a toda la Bolsa de Lisboa, a otros mercados europeos e incluso afectó el riesgo soberano de Portugal.


http://www.quoners.es/debate/crees-que-las-empresas-del-ibex35-reflejan-la-imagen-fiel-de-su-situacion-financiera