Público
Público

El regulador mexicano se centra en la banda ancha

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El creciente negocio de acceso a Internet de alta velocidad en México, donde la gigante Telmex es la mayor operadora, se ha convertido en el principal problema para el regulador antimonopolio del país.

México ha mostrado mejoras de competitividad recientes en las telecomunicaciones, pero aún le falta mucho camino por recorrer, dijo a Reuters en una entrevista Eduardo Pérez Motta, el presidente de la Comisión Federal de Competencia (CFC).

"Necesitamos que en banda ancha las condiciones sean de una competencia tal que haya una promoción intensísima de la banda ancha en este país, que llegue a todos lados y que llegue a precios muy razonables, y en eso creo que estamos lejos", dijo el funcionario.

del magnate Carlos Slim - contaba con el trozo más grande del pastel de Internet mexicano, con 3.3 millones de cuentas de acceso a la red al cierre de 2007, de los cuales 2.9 millones eran de banda ancha.

De acuerdo con estimaciones oficiales, al concluir el año 2007 México tenía 5,84 millones de accesos a Internet, de los cuales unos 4,4 millones eran de banda ancha.

La cifra muestra una penetración de 4,3 cuentas de Internet de alta velocidad por cada 100 habitantes a finales de 2007, por debajo de otros países latinoamericanos como Argentina, con 7,9, y Brasil, con 8,9.

"Yo creo que sí es fundamental que, para promover una mayor educación en este país, contemos con banda ancha en condiciones muy competitivas", afirmó Pérez Motta.

El mercado de Internet cuenta con relativamente pocos proveedores, y la mayoría son empresas de televisión por cable que están comenzando a competir regionalmente con Telmex ofreciendo tríos, unos paquetes que incluyen televisión de pago, Internet y telefonía.

REFORMA LEGAL

Pérez Motta sostuvo que una alternativa para mejorar las condiciones del mercado sería la aprobación de una reforma legal que reposa en el Congreso mexicano y que eliminaría restricciones a la participación de capitales extranjeros en empresas de telefonía fija.

Sectores como el mercado de telefonía móvil, donde no existe esa restricción, tienen una saludable presencia de empresas foráneas como la española Telefónica, que tiene un 20 por ciento del mercado del país.

Otro operador que podría hacer una diferencia en el mercado de telecomunicaciones es el monopolio estatal de energía, la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que tiene una extensa red de fibra óptica a lo largo y ancho de país, susceptible de ser utilizada para servicios de telecomunicaciones.

"El Gobierno federal tiene la obligación de convertir la red de fibra óptica de la Comisión Federal de Electricidad como el mayor motor de la competencia", afirmó Pérez Motta.

Motta se mostró partidario de que se eliminen restricciones en una ley bancaria, que espera la aprobación del Congreso, para que los bancos puedan recibir más depósitos a través de "corresponsales" fuera de sucursales bancarias, como tiendas minoristas, para dar más acceso al público a la banca.