Público
Público

La rehabilitación será la estrella del plan de reactivación

Ocaña apunta que "puede ser razonable" que el déficit supere el 3% del PIB que marca la UE 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno abrirá la mano en el gasto público en el plan de reactivación económica que Rodríguez Zapatero presentará la próxima semana. Será un plan basado en el incremento de la inversión pública, con la rehabilitación como actuación estrella.

El Ejecutivo trabaja en las medidas que pueden mantener la actividad y el empleo, sobre todo en los sectores más castigados por la crisis, como el de la construcción y la industria del automóvil.

En construcción se pretende potenciar la obra pública. Pero la gestación de los grandes proyectos es lenta y requiere mucha burocracia; por eso, se prefiere apostar también por otras actuaciones intensivas en mano de obra que puedan ponerse en marcha con relativa agilidad. Ese es el caso de la rehabilitación, un segmento que ya supone una cuarta parte de la producción del sector.

La idea es poner en marcha proyectos de mejora y modernización de espacios públicos. Por ello, se está hablando con ayuntamientos y comunidades autónomas, que son los que pueden dar un mayor impulso a estas obras. También se quiere relacionar la rehabilitación con obras de mejora en los edificios en el ámbito de la eficiencia energética.

Las ayudas al sector del automóvil, por su parte, estarán ligadas al desarrollo de nuevos proyectos y a I+D. El plan para la industria del motor formará parte de una iniciativa europea para estas industrias (más información en lapágina 32).

Coordinación

También se quiere coordinar con el resto de los países de la Unión Europea el aumento del gasto público que supondrá el plan de reactivación. El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, aseguró ayer que 'hay algo de margen' para elevar el gasto en 2009 y que ese margen 'dependerá de lo que hagan los demás países europeos'.

El incremento de la inversión podría rondar los 10.000 millones, para alcanzar el 2% del PIB recomendado por el FMI como volumen de las medidas de estímulo fiscal. Las medidas fiscales previstas para 2009, según Ocaña, ascienden a 13.500 millones (alrededor del 1,2% del PIB), junto a 29.000 de créditos del ICO.

El mayor gasto podría provocar que el próximo año el déficit supere el límite del 3% de PIB fijado por la UE. Pero, según Ocaña, un mayor déficit 'es razonable y es la respuesta adecuada' a la crisis, si se trata de algo coyuntural.