Público
Público

Los rehenes británicos en Irak están muertos con "gran probabilidad"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dos rehenes británicos secuestrados en Irak hace dos años están con "gran probabilidad" muertos, según informó hoy la BBC.

Se trata de los guardias de seguridad Alan McMenemy, de Glasgow, y Alec Maclachlan, de Gales del Sur, que fueron secuestrados en 2007 junto a otros tres británicos.

El mes pasado aparecieron los cadáveres de otros dos guardaespaldas del grupo, Jason Swindlehurst y Jason Creswell, con heridas de disparos.

No se sabe de momento nada de la suerte del quinto rehén, Peter Moore, pero el ministerio británico de Asuntos Exteriores afirma estar haciendo todo tipo de esfuerzos para lograr su liberación.

Moore trabajaba como experto en tecnología de la información para la consultoría estadounidense Bearingpoint mientras que el resto de los rehenes eran guardias de seguridad que habían sido contratados para protegerle.

La última señal de vida que dio Moore fue a través de un vídeo enviado por sus secuestradores el pasado marzo aunque se ignora cuándo fue grabado y si el secuestrado sigue vivo.

Los cinco hombres fueron secuestrados en el ministerio iraquí de Hacienda en mayo de 2007 por una cuarentena de individuos vestidos con el uniforme de la policía.

Se trata del secuestro de más larga duración de ciudadanos británicos desde hace casi veinte años.