Público
Público

El Reino Unido podría apoyar a EEUU en un posible ataque a Irán

El diario británico 'The Guardian' afirma que el ejército británico podría estar planificando una posible intervención

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Reino Unido podría estar preparándose para apoyar a Estados Unidos en un posible ataque a Irán, según publica el diario británico The Guardian, que hoy lleva el tema en la portada de su edición impresa.

En la información, que ya está publicada en su página web, se dice que el ejército británico ha intensificado sus planes de contingencia para una supuesta acción militar contra Irán debido a la 'creciente preocupación' respecto al programa nuclear de Teherán. Según se plasma en el texto, firmado por el periodista Nick Hopkins, el presidente estadounidense, Barack Obama, no estaría interesado en adentrarse en una nueva guerra, si bien los últimos informes sobre el enriquecimiento nuclear del país podrían haberle hecho cambiar de opinión.

'El Ministerio de Defensa [británico] cree que EEUU podría decidir adelantar los planes de ataque con misiles dirigidos a algunas instalaciones iraníes clave', recoge The Guardian para añadir que 'en previsión de un posible ataque, los planificadores militares británicos están examinando la mejor forma de desplegar los buques de la Armada Real y los submarinos equipados con misiles Tomahawk durante los próximos meses como parte de lo que sería una campaña por mar y aire'.

Según una fuente consultada por el medio británico, Irán podría estar ocultando el material que necesita para enriquecer uranio, en una labor que terminaría en los próximos doce meses. 'Más allá de los doce meses no podría estar seguro de que nuestros misiles alcanzaran [los búnkeres], por lo que la ventana se está cerrando y el Reino Unido tiene que adelantar su planificación', precisa la fuente.

'Se trataría de una campaña por mar y aire'

Los últimos enfrentamientos entre EEUU e Irán se produjeron durante el mes de octubre. Entonces, la Casa Blanca acusó al país de Mahmud Ahmadineyad de perpetrar una trama para cometer 'un importante acto terrorista en Estados Unidos' con el fin de asesinar supuestamente al embajador saudí en Washington y lanzar bombas contra la legación israelí.

El propio vicepresidente estadounidense, Joseph Biden, declaró a la cadena BBC que Irán 'debería rendir cuentas' por un 'acto inaudito'. EEUU llevó incluso el asunto al Consejo de Seguridad de la ONU, donde el embajador iraní rechazó todas las acusaciones, que consideró 'fabricadas e infundadas'.