Público
Público

Reino Unido ayuda a RBS y LLoyds con 31.000 millones de libras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los dos mayores bancos minoristas del Reino Unido recibirán otros 31.000 millones de libras esterlinas (unos 34.000 millones de euros) del Gobierno y han acordado vender cientos de sucursales y negocios clave para aplacar las preocupaciones en materia de competencia de la Unión Europea.

El acuerdo anunciado el martes abre el camino para que Reino Unido empiece a reducir sus tenencias en Royal Bank of Scotland y Lloyds Banking Group, una potencial fuente de fondos cuando el país lidia con un creciente déficit presupuestario.

Así, RBS y Lloyds pusieron fin a meses de incertidumbre.

Lloyds anunció que saldría del programa estatal de protección de activos, diseñado para asegurar sus créditos de mayor riesgo, al captar 13.500 millones de libras con la mayor emisión de títulos de la historia.

La operación formará parte de un plan de ampliación de capital de 21.000 millones de libras.

La jugada dejará a RBS, estatizado en un 70 por ciento, como el único banco del Programa de Protección de Activos (APS, por su sigla en inglés) pero bajo términos más flexibles que los que se esperaban.

RBS dijo que esto le permitiría dejar el programa en unos cuatro años.

Sin embargo, ambos bancos también acordaron vender activos para cumplir con las reglas de ayuda estatal de la Unión Europea (UE), especialmente RBS, que venderá bloques de su banca minorista bajo la resucitada marca Williams & Glyn, su brazo RBS Insurance y reduciendo su banca de inversión.

"Sí nos sentimos afectados por lo que hemos tenido que sufrir", dijo el consejero delegado de RBS, Stephen Hester, en una conferencia telefónica.

"Nuestra tarea (de reorganizar a RBS) ha sido más difícil por algunos aspectos del acuerdo con la UE, pero de todas formas creemos que es una tarea realizable", añadió.

Las acciones de RBS cayeron un 7,04 por ciento a 359 peniques.

Los títulos de Lloyds, al que respaldó el Estado para comprar a su débil rival HBOS, avanzaron un 2,74 por ciento.

"La noticia es buena tanto para los consumidores británicos como para grupos bancarios rivales, aunque más discutible para los accionistas de Lloyds y RBS", opinó Keith Bowman, analista de Hargreaves Lansdown Stockbrokers.

El gobierno británico, que inyectará 25.500 millones de libras en RBS y pagará a Lloyds 5.700 millones de libras netas como accionista en la emisión de títulos, dijo que las ventas agitarían a la competencia en la banca minorista, trayendo "al menos, tres nuevos bancos" al país en los próximos cuatro años.

Lloyds y Royal Bank of Scotland se desprenderían entre los dos de activos equivalentes al 10 por ciento del mercado bancario minorista del Reino Unido.

Sólo se permitirá que oferten nuevos participantes o los "jugadores pequeños" del mercado, lo que genera la pregunta clave sobre qué comprador aparecerá.

Lloyds dijo además que vendería 600 sucursales de su banca minorista, entre ellas las de Lloyds TSB Scotland y su red de entidades hipotecarias Cheltenham & Gloucester, así como Intelligent Finance y la marca TSB.

Para calmar la preocupación de la UE, también se someterá a una traba a los dividendos por dos años y una prohibición de hacer adquisiciones por hasta cuatro años.

RBS, cuyas sanciones como ventas punitivas fueron impuestas hasta la semana pasada, será forzada a vender sucursales de NatWest en Escocia, sucursales de marca RBS en Inglaterra y Gales, así como a RBS Insurance, la mayor aseguradora de autos del Reino Unido.

También venderá a Global Merchant Services y RBS Sempra Commodities.

RBS dijo que esperaba el interés de los compradores y que consideraba una oferta pública inicial para RBS Insurance, que inicialmente había estado en venta desde el 2008 hasta este año.

Ambos bancos tendrán hasta cinco años para hacer las ventas.